1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Dalai Lama: “Buscar la paz en la familia y la sociedad“

Los atentados de París ensombrecieron un evento del Dalai Lama en la universidad india de Jahlandar. El líder tibetano aclaró a DW su punto de vista sobre los atentados y sobre la cuestión tibetana.

Deutsche Welle: ¿Qué opinión le merecen los atentados de Paris?

Dalai Lama: El siglo XX estuvo marcado por la violencia y más de 200 millones de personas murieron a causa de la guerra y los conflictos armados. Ahora estamos viviendo las consecuencias de ese baño de sangre del siglo pasado. Si atendemos a la no violencia y la armonía, podríamos impulsar un nuevo comienzo. Pero mientras no intentemos seriamente conseguir la paz, solo veremos una repetición del terrible caos acaecido durante el siglo XX.

Las personas quieren vivir una vida pacífica. Los terroristas tienen un punto de vista limitado y esas es una de las causas que provocan tal cantidad de atentados suicidas. Este problema no se soluciona solo con oraciones. Soy budista y creo en la fuerza de las oraciones, pero son los hombres los que crearon este problema y ahora esperamos que dios los solucione por nosotros. Eso sería ilógico. Dios nos diría: arregladlo vosotros que sois los que habéis creado el problema.

Necesitamos un nuevo punto de partida para mantener valores humanos como la unidad y armonía. Si empezamos ahora, todavía hay esperanza de que este siglo sea diferente al anterior. Eso sería en interés de todos. Así que tratemos de conseguir juntos la paz en la familia y la sociedad en vez de esperar ayuda de dioses, budas o Gobiernos.

Su mensaje central trata de la paz, compasión y tolerancia religiosa. Pero el mundo parece moverse en sentido contrario. ¿No ha llegado su mensaje?

No coincido con eso. Creo que solo una pequeña parte de los seres humanos suscriben este discurso violento. Todos somos personas y no hay razón ni justificación para matar a otros. Si uno respeta a sus hermanos y hermanas y sus derechos, queda poco espacio para la violencia. Nuestros problemas actuales se basan en diferencias superficiales sobre cuestiones religiosas y nacionales, pero, en realidad, todos somos un pueblo.

Ustedes propagan el “camino intermedio para la solución del conflicto tibetano. ¿Cree que esa estrategia tendrá éxito en algún momento?

Creo que es el mejor camino. Muchos de mis amigos, incluidos políticos hindús, americanos y europeos, lo consideran realista. También hay activistas políticos, intelectuales chinos y estudiantes que apoyan nuestra política del camino intermedio en el Tibet. Cuando me encuentro con estudiantes chinos, les explico que no estamos buscando la independencia de China. Entonces entienden nuestra forma de proceder y se sienten más cerca de la cuestión. No se trata del Tíbet. Vivimos en el siglo XXI y cualquier conflicto debería solucionarse con el diálogo y no la violencia.

¿Quién será su sucesor como Dalai Lama?

No es algo que me preocupe. En 2011 anuncié que mantener la institución del Dalai Lama o no sería una decisión de los tibetanos. Si las personas creen que esta institución ya no es relevante, deberían eliminarla. Yo no me ocupo de temas políticos. Me interesa el bienestar del Tíbet.

La India continúa siendo un escenario para la intolerancia religiosa. ¿Qué opina de esto?

Es una imagen errónea de la India. Solo un par de individuos provocan ese problema. Las elecciones en el estado de Bihar mostraron que la mayoría de los hindús cree en la armonía y la coexistencia.

DW recomienda