Francia pide cadena perpetua para terrorista venezolano | El Mundo | DW | 24.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Francia pide cadena perpetua para terrorista venezolano

La fiscalía francesa pidió condenar al terrorista Ilich Ramírez Sánchez a cadena perpetua por atentados en los que murieron 11 personas y resultaron heridas 150. Nuevas pruebas provienen de la Stasi.

Carlos El Cachal.

Carlos "El Cachal".

Se espera que la decisión sea dada a conocer este miércoles 26 de junio. El venezolano, también conocido con el alias de "Carlos el Chacal", fue detenido en Sudán en 1994, tras años de pesquisas.

Carlos, de 63 años, ya había sido condenado a finales de 2011 a cadena perpetua por cuatro atentados en 1982 y 1983 en estaciones de tren, trenes y contra un periódico árabe en Francia, en los que murieron 11 personas y unas 150 resultaron heridas. Ramírez Sánchez es acusado de ser responsable de los ataques al tren París-Toulouse el 29 de marzo de 1982 y a la sede parisina de la revista árabe "Al Watan Al Arabi" el 22 de abril del mismo año.

También se lo responsabiliza del doble atentado el 31 de diciembre de 1983 contra el tren de alta velocidad Marsella-París y la estación de tren de Marsella.

Los fiscales franceses creen además que él ordenó los ataques de 1982-1983 para presionar y lograr la puesta en libertad de dos miembros de su grupo, la alemana Magdalena Kopp y un suizo.

Nuevas pruebas del archivo de la Stasi

Corte de apelación de París.

Corte de apelación de París.

El Chacal, cuyo apodo salió de una novela de Frederick Forsyth, fue el fugitivo más buscado del mundo durante la Guerra Fría, mientras planeaba grandes ataques contra objetivos occidentales.

Ramírez logró evadir la justicia durante años, hasta que fue capturado por fuerzas especiales francesas en Sudán en 1994. Desde entonces se encuentra en prisión en Francia. Carlos niega cualquiera participación en los hechos y apeló la condena.

Las pruebas utilizadas en el actual proceso de apelación provienen de los archivos de la policía secreta de la República Democrática Alemana (RDA), la Stasi.

Su primera condena fue por el asesinato de dos policías franceses y un informante libanés en 1975. La alemana Christa Fröhlich, coacusada en el caso, no se presentó, pues vive en Alemania y fue absuelta en 2011.

JOV (dpa, afp)

DW recomienda