1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Fracasan consultas de paz para el conflicto de Yemen

Los hutíes y el gobierno en el exilio ni siquiera pudieron acordar un cese de las hostilidades con motivo del ramadán. Millones de yemeníes necesitan asistencia urgente.

Las consultas de paz convocadas por Naciones Unidas en Ginebra para buscar una salida política al conflicto de Yemen terminaron en un fracaso, luego de que este viernes (19.06.2015) se pusiera término a las reuniones sin lograr un cese de las hostilidades. La información fue proporcionada por el enviado especial de la ONU para ese país, Ismail Uld Sheij Ahmed, quien había pedido callar las armas atendiendo al comienzo del mes de Ramadán.

“Creo que hay concordancia en las dos partes sobre la importancia de lograr una tregua. Sin embargo, se necesitan más consultas para lograr un acuerdo”, señaló el mediador en rueda de prensa. “La situación humanitaria es tan dramática, que necesitamos el cese de las hostilidades lo antes posible", indicó el diplomático en reiteradas ocasiones, por lo que mantendrá el diálogo con las partes “en los próximos días”.

El mediador puso fin a cuatro días de consultas a dos bandas, en los que los representantes de los hutíes y del gobierno en el exilio no se han reunido ni una sola vez, ni tan siquiera han estado en el mismo edificio. Los hutíes se alzaron en armas en septiembre pasado, y hoy controlan buena parte de Yemen, incluida su capital, Saná. El gobierno se exilió y el presidente Abdo Rabu Mansur Hadi está en Arabia Saudita, que lo apoya bombardeando posiciones rebeldes en un intento por detener su avance.

Situación catastrófica

El enfrentamiento armado ha puesto en aprietos a buena parte de la población yemení. Según cifras de la ONU, el 80 por ciento de los habitantes del país asiático requiere ayuda urgente. Por ello era también tan importante cesar los enfrentamientos, para permitir que dicha ayuda sea repartida. “Hay niños muriendo, no hay distribución de agua, ni electricidad, los hospitales no funcionan, existe hambruna, es urgente que las partes alcancen un acuerdo”, dijo un portavoz de Naciones Unidas.

El secretario general adjunto para asuntos humanitarios de la ONU, Stephen O'Brien, lo planteó de la siguiente manera: “Una catástrofe humanitaria es inminente en Yemen”. Por ello, la ONU ha realizado un llamado humanitario para el país, cifrando en 1.600 millones de dólares la cantidad de dinero necesaria para paliar las necesidades más urgentes. Hasta ahora, solamente Arabia Saudita ha aportado dinero, 244 millones de dólares. “Si bien este plan nos permitirá aliviar la dura situación, no será suficiente para acabar con la pesadilla. Solo una solución política acabará con el sufrimiento de los yemeníes”, dijo O'Brien.

DZC (EFE, dpa, Reuters)