1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Colombia-Unión Europea

Fondos europeos para la paz: Colombia puede contar con la UE

Con unos 600 millones de euros apoyará la UE la implementación de los acuerdos de paz en Colombia. El destino de estos fondos levanta interrogantes, expectativas, esperanzas.

La paloma blanca de la paz del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha lucido en las solapas de todos los miembros de la mesa donde firmó con la UE el fondo fiduciario de ayuda al posconflicto en su país. Se trata de 95 millones de euros. "Este nuevo respaldo es una señal de confianza", subrayó en Bruselas el flamante Premio Nobel de la Paz.  

Para la firma de este fondo de donaciones (no de préstamos), que, según el presidente Santos, se traduce desde ya en proyectos concretos para la Amazonía y la zona suroeste en la costa pacífica, el líder colombiano se ha reunido con los ministros de Exteriores de los 19 países de la UE que aportan fondos y con Federica Mogherini, la Alta Representante para la Política Exterior del bloque comunitario.

Con este paso, el apoyo europeo para la implementación de los acuerdos de paz con las FARC rebasa el apoyo político brindado y los fondos con que desde hace 15 años coopera con la construcción de la paz en Colombia.

"Ha llegado el momento de trabajar por una verdadera paz en Colombia", ha dicho Mogherini. Para ello, entre otras cosas, se prolongará la presencia del enviado especial de la UE para Colombia, Eamon Gilmore.

Desafíos y peligros: opiniones

"Lo que ahora empieza es la etapa del post acuerdo, no del posconflicto", dice Miguel Choza, coordinador en Bruselas de la plataforma Oidhaco. Ésta agrupa a más de 30 organizaciones que trabajan desde hace 20 años para los derechos humanos en Colombia. "Los 70 líderes sociales asesinados en lo que va de este año nos hacen temer que las fuerzas paramilitares puedan poner en peligro la implementación de esos acuerdos", agrega.

Especial atención hay que poner, en su opinión, a que los fondos destinados para apoyar el posconflicto tengan un mecanismos de verificación de respeto a los derechos humanos. "Pedimos que el gobierno colombiano ofrezca garantías para los líderes sociales, sin ellas no será posible la paz", prevé Choza. En el mandato de verificación del acuerdo de la ONU debería incluirse el de observación de respeto a los derechos humanos.

"Es un momento esperanzador para la superación del conflicto armado", dice por su parte Marylen Serna, líder campesina, portavoz del Congreso de los Pueblos de Colombia. Presente en Bruselas para presentar la situación que se vive en los territorios del mundo rural colombiano, Serna advierte de creer que la paz ya se ha logrado. "No es suficiente firmar con la insurgencia, si las organizaciones sociales y políticas siguen siendo vistas como los enemigos", insiste. En su opinión, parte de esos fondos de cooperación para la implementación de los acuerdos deberían emplearse en garantizar la seguridad de los líderes sociales.

"Bélgica no ha contribuido al fondo fidudiciario", comenta por su parte Gwenaëlle Grovonius, diputada belga que después de una reciente visita a Colombia expone a la prensa la situación en las regiones rurales, sobre todo en las del sur del país. "No obstante, como país firmante del acuerdo, debemos esforzarnos por asegurarnos de que ese fondo ayude efectivamente a proteger a las comunidades más amenazadas y a las que haya que restituir tierras", afirma.

En el terreno

Ver el video 02:00

Presidente Santo firma acuerdo millonario en Bruselas

Según información oficial de la Agencia de Cooperación Europea, precisamente son éstas las personas a las que estarían destinadas parte de los fondos de este paquete para el posconflicto.

Aparte de contribuir a programas de eliminación de minas terrestres (que han causado 11.000 víctimas en los últimos 15 años), más de 20 millones de euros estarían destinados desde ya a regiones marginadas, afectadas por el conflicto, en donde la presencia del Estado ha sido mínima. También en implementar mejor la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras (2012) y en proyectos relacionados con la situación de las mujeres en el conflicto estaría enfocado el dinero.

En cualquier caso, según la información oficial, será un consejo estratégico el que se encargue de definir, a partir del 13 de diciembre, junto con el ministro colombiano para el Posconflicto la estrategia a seguir, enfocada primordialmente en el desarrollo rural integral. Actividades concretas se esperan ya para febrero de 2017.

Así las cosas, y recordando los conflictos en los Balcanes, en Irlanda del Norte, la reconstrucción de la Alemania del Este, la jefa de la diplomacia europea prevé que "no será fácil". No obstante, así Mogherini, "la reconciliación siempre es posible". En sus palabras, Colombia puede contar con la UE para su proceso de pacificación después de 52 años de guerra y 220.000 muertos. 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema