1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Las FARC denuncian acoso de paramilitares

Mientras el presidente de Colombia recibía el Nobel por propiciar un pacto de paz con las FARC, esta organización guerrillera denunció el acoso de paramilitares cuando se preparaba para desmovilizarse y dejar las armas.

El municipio de El Retorno, en el departamento colombiano de El Guaviare, es una de las zonas donde las FARC tiene planeado concentrarse antes de desplazarse a los puntos donde tendrá lugar la desmovilización definitiva de sus miembros y la respectiva entrega de sus armas. Pero no todo se está desarrollando según lo pautado: este sábado (10.12.2016), mientras el presidente Juan Manuel Santos recibía el Nobel por propiciar un pacto de paz con esa organización guerrillera, las FARC denunciaron la presencia de paramilitares en El Guaviare.

"Con preocupación hemos venido recibiendo informes de las comunidades de las veredas Santa Bárbara, Mirolindo, El Unilla, La Cristalina, San Lucas, Pueblo Seco, La Reforma y San Miguel sobre la presencia de un grupo de paramilitares de Los Urabeños, cercano a los 60, al mando de Arnuvio Casanova”, comentó en un comunicado la unidad de las FARC que está en el caserío San Miguel. Los guerrilleros advirtieron a la opinión pública que "este tipo de provocaciones sólo pueden provenir de quienes se oponen a la paz de nuestro país”.

Según las FARC, los paramilitares que han llegado a esa región están "dedicados al asesinato de civiles, la extorsión, el abigeato, cobro de ‘vacunas' (extorsiones) a comerciantes, agricultores y ganaderos sin que hasta el momento ninguna autoridad civil o militar se haya pronunciado al respecto”. Agregaron que esta situación "amenaza de forma grave la tranquilidad de las comunidades de toda la región, así como el cumplimiento del acuerdo de cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo” en ese punto de "preagrupamiento”.

Ver el video 01:36

Comienza el desarme de las FARC

No todo marcha como fue pautado

Las FARC aludieron explícitamente a dos paramilitares conocidos bajo los alias de "el Costeño” y "Florida”, cuya misión, públicamente admitida, es "mantener el registro de todas las personas que entran o salen de la zona y que se dirigen hacia el punto de preagrupamiento de San Miguel”. Asimismo, alegaron que otro individuo, identificado como Robinson Escobar Pérez, llegó a la región el pasado 7 de diciembre sin confirmar las razones de su presencia en el lugar. Las FARC aseguran haberle dado "trato humanitario”.

Sin embargo, la organización guerrillera subrayó que consideraba necesaria la presencia en la zona del Mecanismo de Monitorización y Verificación (MM&V), y del Comité Internacional de la Cruz Roja, para que constataran lo anterior y garantizaran el retorno seguro de Escobar al seno de su familia. Tanta precaución no es de extrañar: el pacto de paz firmado por los representantes del Gobierno de Santos y de las FARC sigue teniendo fuertes enemigos en Colombia. Ninguna de las partes quiere poner el acuerdo en riesgo.

Suficiente inquietud causó este viernes (9.12.2016) el hecho de que las FARC asumieran responsabilidad por la muerte de dos personas el pasado 12 de noviembre en el municipio de Francisco Pizarro, departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador, cuando ya estaba en vigor el cese el fuego con el Gobierno. El MM&V indicó en un comunicado que iniciaron una investigación "con el fin de esclarecer la responsabilidad de algunos actos de hostilidad contra las comunidades de la región (Nariño) por parte de un grupo armado ilegal”.

Las FARC, monitorizadas

Dos personas de ese grupo murieron y otras dos resultaron heridas. El MM&V concluyó que las FARC habían violado lo establecido en el protocolo que rige el cese el fuego, y de hostilidades bilateral y definitivo al "ejecutar actos de violencia o cualquier amenaza que ponga en riesgo la vida e integridad personal contra la población civil”. Por ello, emitieron una serie de recomendaciones para evitar que la situación se repita. Las FARC esperan la orden de movilización a las 23 zonas veredales transitorias de normalización (ZVTN).

En esos puntos se reunirá el grueso de ellas como paso previo a la entrega de armas. El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, aseguró este 9 de diciembre que se ha podido comprobar en campo que en 16 municipios las FARC ya se han desplazado casi hasta el centro de esas zonas veredales. Villegas dijo además que en ninguna de las zonas está todavía completa la presencia de los guerrilleros esperados. El pasado martes (6.12.2016), las FARC informaron que sus miembros no comenzarían el tránsito hacia las zonas donde deben concentrarse como paso previo al abandono de las armas y desmovilización debido a la falta de infraestructura en esas áreas y a "obstrucciones jurídicas”.

ERC ( EFE / Reuters / AFP / El Tiempo )

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema