1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Eurozona y China protagonizan Foro de Davos

En Davos se discutió la amenaza de un nuevo recrudecimiento de la crisis de deuda en la eurozona, la coyuntura China y las pobres perspectivas latinoamericanas de crecimiento.

Primer ministro chino Li Keqiang se reunión con representantes del mundo empresarial en Davos.

Primer ministro chino Li Keqiang se reunión con representantes del mundo empresarial en Davos.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, dijo que la Unión Europea (UE) necesita urgentemente una estrategia de crecimiento. Renzi señaló que en la cumbre del G20 que tuvo lugar en Australia en noviembre casi todos los líderes hablaron de la necesidad de invertir en el crecimiento de sus países. "Excepto Europa", criticó. "El verdadero punto crucial para una Europa del futuro es la imagen de un futuro centrado en la capacidad de invertir en las nuevas generaciones y no mantener la postura tradicional de que el futuro es un problema", dijo.

Este jueves (22.01.2015) se espera que el Banco Central Europeo (BCE) decida si lanza un programa de compra de deuda a largo plazo para impulsar la economía de la eurozona. Junto con la Comisión Europea, el BCE "podría ayudar a Europa a dar un nuevo mensaje de dirección económica", dijo Renzi en Davos, Suiza. El presidente del BCE, Mario Draghi, debe presentar en esta jornada su polémico programa, conocido como flexibilización cuantitativa o Quantitative Easing (QE) para comprar bonos públicos e inyectar liquidez en los mercados, siguiendo los pasos de la Reserva Federal, el Banco de Inglaterra y el Banco de Japón.

El objetivo es luchar contra la persistente amenaza de una espiral deflacionista en Europa y contra las dificultades que atraviesa para salir por fin de la crisis y evitar cualquier riesgo de caer en una nueva recesión. La decisión llevó en las últimas semanas a numerosos economistas de Alemania a hacer campaña contra un programa que califican de "error" y que en su opinión sólo servirá para que los países en crisis se relajen y abandonen el camino de las reformas. "Con este programa, el BCE quita la presión a Italia y Francia para acometer las reformas necesarias y ahorrar", señaló esta semana el economista alemán Lars Feld, uno de los cinco sabios que asesoran al gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel.

"El tren chino no perderá velocidad"

En tanto, el primer ministro chino Li Keqiang aseguró que su país ingresó en una etapa de reformas estructurales moderadas y crecimiento estable que será menor al de los últimos años. "El tren chino no perderá velocidad ni será menos dinámico", advirtió de todos modos ante los jefes de Estado y de gobierno y líderes empresariales. Li apuntó que la economía de su país crecerá un siete por ciento este año, tras el 7,4 por ciento de 2014. De todos modos, dijo que el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá en términos absolutos en comparación con los años en que el crecimiento era del diez por ciento. Un incremento del siete por ciento, aclaró, representa un aumento de más de 800.000 millones de dólares en el PIB.

Li garantizó que su gobierno continuará con su plan de reformas, que incluye una liberalización gradual de la moneda china, así como la promoción del espíritu empresarial y el fortalecimiento de la demanda interna. El mandatario prometió a las compañías extranjeras que serán tratadas de la misma forma que sus pares chinas y que se protegerá la propiedad intelectual.

El martes la oficina de estadísticas china informó que el PIB creció un 7,4 por ciento en 2014, la tasa más baja desde 1990. Los expertos creen que para China los grandes desafíos son la mala coyuntura mundial, la ralentización en el mercado inmobiliario y la demanda local, que no acaba de despegar. Pese a ello, el jefe de la oficina de estadísticas, Ma Jiantang, calificó la situación en general de positiva.

Petro Poroshenko destacó que no renegociará el acuerdo de alto el fuego alcanzado en septiembre del año pasado con los separatistas.

Petro Poroshenko destacó que no renegociará el acuerdo de alto el fuego alcanzado en septiembre del año pasado con los separatistas.

Ucrania presente

El conflicto en Ucrania también estuvo presente en Davos, donde el presidente Petro Poroshenko destacó que no renegociará el acuerdo de alto el fuego alcanzado en septiembre del año pasado con los separatistas del este del país. Además, el mandatario volvió a acusar a Rusia de agredir su país, señalando que más de 9.000 soldados rusos se encuentran en el este de Ucrania con tanques y otras tecnologías militares.

Latinoamerica crecerá menos

La disminución del precio de las materias primas y la desaceleración del crecimiento en China empujan a América Latina hacia un periodo de menor crecimiento, anticiparon hoy un grupo de destacados economistas en Davos. El Foro Económico Mundial dedicó una sesión al análisis del "Contexto Latinoamericano", en el que participaron el ministro de Finanzas de México, Ildelfonso Guajardo, el vicepresidente del Banco Hipotecario de Argentina, Mario Blejer, el director ejecutivo de Itaú Unibanco de Brasil, Roberto Egydio, y el ministro brasileño de Asuntos Estratégicos, Marcelo Neri.

Los oradores coincidieron en que el decenio de fuerte crecimiento económico en la región ha terminado y lamentaron que la mayoría de países no haya aprovechado ese periodo para reducir su dependencia de las materias primas y reforzar sus instituciones.

Para el Foro Económico Mundial de este año se registró un récord de más de 2.500 participantes de 240 países. Además del peligro de un nuevo recrudecimiento de la crisis de deuda de la eurozona, también se hablará de la creciente brecha entre pobres y ricos en muchos países y de la amenaza del terrorismo para la economía mundial.

RML (dpa, efe, reuters)