1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Europa se blinda para recibir 2017

Europa despide 2016 entre fuertes medidas de seguridad ante la amenaza del terrorismo yihadista. Las autoridades de todos los países europeos han transmitido mensajes de tranquilidad a los ciudadanos.

En Berlín, donde se produjo el último atentado, París, Roma, Estambul, Madrid... Todas las capitales europeas han reforzado sus medidas de seguridad, pero manteniendo los niveles de alerta del resto del año. 

En Berlín, en la llamada "milla de la fiesta" entre la Puerta de Brandeburgo y la Columna de la Victoria, a la que se espera que acudan hasta un millón de personas, grandes bloques de hormigón de toneladas de peso cerrarán en varios puntos el acceso al recinto, de más de un kilómetro de largo. Las autoridades berlinesas han dispuesto un contingente policial integrado por 1.800 agentes, a los que se sumarán unos 800 miembros del equipo de seguridad privada.

Bélgica ha reforzado las ya notables medidas de seguridad. Patrullas militares vigilan el mercado navideño y esta noche se restringirá la entrada a las zonas céntricas para evitar concentraciones masivas. Además se harán controles de seguridad y no se permitirá acceder a ciertas zonas con mochila o botellas de vidrio. El nivel de alerta en la capital belga se mantiene en el nivel 3, sobre un máximo de 4 .

Francia, Reino Unido e Italia

Por su parte, el Gobierno francés va a movilizar a más de 96.000 personas entre policías, gendarmes y militares, según indicó el ministro del Interior, Bruno Le Roux. Esas fuerzas se van a centrar en los lugares "particularmente concurridos". En total, estarán operativos 52.600 policías, 36.000 gendarmes y 7.000 militares de la misión Sentinelle, que patrullan las calles, instituciones y centros estratégicos. Le Roux reconoció que la amenaza terrorista en Francia "sigue siendo fuerte"

En Londres, unos 3.000 policías estarán a cargo de la seguridad. La presencia policial será importante en el centro de la capital, en los alrededores del Big Ben, donde miles de personas se congregan para presenciar los fuegos artificiales sobre el río Támesis, y también en la céntrica plaza de Trafalgar. La Policía cortará el tráfico en el centro de la ciudad, incluyendo los concurridos puentes sobre el río Támesis de Lambeth, Westminster, Waterloo y Blackfiers. 

En Italia, las autoridades italianas han prohibido a vehículos de grandes dimensiones circular por el centro de Roma y otras grandes ciudades. Italia ha reforzado en los últimos días su seguridad, después de que el 23 de diciembre la policía abatiera en Milán al tunecino Anis Amri, presunto autor del atentado de Berlín. En Milán los paseantes deberán someterse a varios controles de seguridad para acceder a la Plaza del Duomo. En Roma coches militares y miembros del Ejército vigilan algunos puntos sensibles como el Coliseo o la entrada a la calle de los Foros Imperiales. 

Madrid, Viena, Budapest y Praga

El Ayuntamiento de Madrid y la Policía española han aumentado la presencia policial, prohibido la circulación de camiones de más de 3.500 kilos e instalado obstáculos como maceteros, bolardos y vehículos pesados durante los principales eventos navideños. El objetivo de estas medidas es facilitar la labor de prevención de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, y evitar atentados yihadistas. Las medidas se aplicarán durante la celebración del Fin de Año en la céntrica plaza de la Puerta del Sol (Madrid) y las cabalgatas de Reyes que se desarrollan los días 3, 4 y 5 enero, unos desfiles, de varios kilómetros de recorrido que concentra a miles de personas acompañados por múltiples carrozas.

Tanto Viena como Budapest y Praga aumentarán su vigilancia policial durante esta Nochevieja. No obstante, las autoridades austríacas, húngaras y checas han coincidido en resaltar que no tienen indicios de alguna amenaza concreta. Un total de 400 policías y 300 agentes de seguridad velarán el centro de Viena. En Hungría habrá una "intensa presencia policial", aunque no se eleva la alerta (actualmente en grado 3) y en la Republica Checa habrá 500 policías adicionales.

MS (efe/dpa)