En Hamburgo zarpa el primer barco impulsado por hidrógeno | Ciencia y Ecología | DW | 28.10.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

En Hamburgo zarpa el primer barco impulsado por hidrógeno

El buque de pasajeros FCS Alsterwasser es el primero del mundo impulsado por un motor híbrido que utiliza una pila de combustible a base de hidrógeno. Desde hace poco navega en las aguas del puerto de Hamburgo.

default

FCS Alsterwasser, una primicia mundial.

Muchos consideran el hidrógeno como el combustible del futuro. Su combustión es limpia y puede ser producido a base de energías renovables. Desde hace poco navega el primer buque impulsado por hidrógeno en las aguas de Hamburgo. El FCS Alsterwasser es una embarcación de pasajeros cuyo innovador motor híbrido es potenciado por una pila de combustible que se encuentra en el corazón del barco.

Es capaz de transportar hasta 100 pasajeros sin que produzca emisiones de efecto invernadero. El hidrógeno es el más simple de los elementos químicos y el más abundante del universo. En la Tierra existe combinado con otros elementos, como en el agua, o en otros combustibles como el gas natural, la gasolina, el propano y el etanol, entre otros. Desde hace mucho que el hidrógeno se prueba en motores de automóviles y autobuses, pero se trata de la primera vez que se utiliza para la propulsión de un buque de pasajeros.

Die Freedom of the Seas laeuft am Montag, 17. April 2006, frueh morgens in Hamburg ein. BdT

"Freedom of the Seas", es el barco de pasajeros más grande del mundo.

Más silencioso que un buque tradicional

Durante tres meses se ha probado la capacidad de operación del buque que será ahora presentado en la Feria H2. De 25 metros de eslora, parece un buque como cualquier otro, pero cuando emprende la marcha es cuando el pasajero se percata de que no hace ruido y se desliza en el agua sin producir ninguna vibración. En vez de utilizar diesel como es habitual, utiliza hidrógeno, por lo que no emite dióxido de carbono, sino simple vapor.

“Con ayuda del aire y una pila de combustible el hidrógeno se transforma en electricidad, con la que impulsamos al buque de manera silenciosa y sin contaminar el aire”, explica Anno Mertens, de la empresa Proton Motor, fabricante del buque. El hidrógeno se encuentra almacenado en 12 tanques a una fuerte presión.

La electricidad que producen las celdas de combustible es almacenada por una batería que actúa como depósito temporal. Dicha batería proporciona corriente eléctrica a un motor eléctrico que impulsa al buque con una potencia de 100 kilovatios, lo que es equivalente a la potencia de un automóvil de tamaño medio y es más efectivo que un motor diesel tradicional.

"La operación diaria y la experiencia que hemos tenido con el barco ha sido muy positiva, opinión que comparten todos que lo han pilotado”, dice Gabriele Müller-Remer, gerente de Alstertouristik GmbH, empresa que administra el buque.

DW recomienda