1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

El doble rasero del Fondo Monetario Internacional

En América Latina y Asia se alegran de no tener que pedirle ayuda. En Europa, sin embargo, ya no parece funcionar nada sin este organismo financiero. ¿Qué hay detrás de los intereses del FMI en Grecia?

Christine Lagarde, directora general del FMI.

Christine Lagarde, directora general del FMI.

Con un volumen de préstamos de aproximadamente 25 mil millones de dólares, Grecia es actualmente el mayor cliente del Fondo Monetario Internacional. "El FMI cruzó ya la línea de no retorno", opina Rolf J. Langhammer, del Instituto para la Economía Mundial (IFW), con sede en Kiel, Alemania. El FMI ya no se puede bajar de ese tren en camino, cree Langhammer

Este economista, que ha asesorado a organizaciones internacionales como el Banco Mundial, la Unión Europea y varios ministerios alemanes, entiende que muchos de los 188 miembros del FMI no están nada entusiasmados con el extraordinario compromiso del FMI en Atenas. Grecia, creen en muchos países en desarrollo, es un país europeo rico e industrial.

"Muchos países en desarrollo piensan que mientras el FMI fue siempre fue duro con ellos, con los ricos europeos sí está haciendo excepciones", dice Langhammer. Muchos países pobres se preguntan entonces por qué tienen ellos que pagar por un país de la zona euro. Un cuestionamiento que el profesor de Kiel considera “lógico”.

¿Cambio de rumbo en Washington?

Parece paradójico: mientras el FMI veta la condonación de la deuda a los países de Asia y África, les pide a sus socios europeos una quita de la deuda a Grecia. La declaración de la jefe del FMI, Christine Lagarde, el 14 de agosto, es clara: "Para la sostenibilidad de la deuda de Grecia es crucial que sus socios europeos condonen una parte significativa de la deuda, mucho más que lo ya condonado hasta el momento".

"El FMI grita tan fuerte como puede para que a nadie se le ocurra pensar que el FMI debiera también condonar parte de la deuda a Grecia”, apunta Jürgen Kaiser. El coordinador de la iniciativa "Erlassjahr.de", a favor de la condonación de las deudas a algunos países pobres, advierte que el tiro puede salirle por la culata al FMI.

Para Kaiser, experto en deuda, la cuestión de cómo se distribuirán las cargas en caso de una condonación de la deuda a Grecia es “muy emocionante”. “Si le piden al FMI participar en el quite de deuda quiero saber qué va a decir la señora Lagarde”, agrega Kaiser. El FMI dispone hoy de aproximadamente 300 mil millones de dólares: "Incluso si reventaran crisis en otros lugares, la participación del FMI en Grecia no impedirá dar préstamos de emergencia", dice.

¿Qué son “deudas sostenibles”?

El economista Kieler Langhammer considera que la fijación de otorgar una condonación de la deuda, a como dé lugar, pertenece al pasado, y pronostica que "el cielo se puede precipitar sobre Grecia, y aún así, Grecia continuará existiendo como Estado”. Para Langhammer “un país es un objeto de inversión infinita” y concluye que "es una completa tontería económica decir que un país paga sus deudas, cuando es más importante poner a un país en capacidad de cumplir con sus obligaciones de deuda, con regularidad”.