1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Egipto: Hermanos Musulmanes condenan asesinato de fiscal

La cofradía, proscrita en Egipto, dijo no estar involucrada en el crimen y acusó a las actuales autoridades de haber provocado el escenario de violencia que sacude al país.

Desmintiendo de plano las acusaciones que lanzó el Servicio de Información del Estado, la organización Hermanos Musulmanes descartó este lunes (29.06.2015) estar involucrada en el atentado que acabó con la vida del fiscal general egipcio Hisham Barakat, quien murió como consecuencia de las heridas que le provocó la explosión de una bomba cuando la autoridad pasaba con su convoy por una avenida del acomodado noreste de El Cairo.

El portavoz de la proscrita hermandad, Mohamed Montaser, dijo que el crimen era “inaceptable” y aseguró que “no hay forma de detener el derramamiento de sangre, si no es acabando con el golpe militar y volviendo a darle poder a la revolución”, en referencia al gobierno del presidente Abdelfatah al Sisi, quien como comandante de las Fuerzas Armadas egipcias lideró un golpe de Estado que sacó del poder al islamista Mohamed Mursi.

Montaser acusó a las autoridades de “haberse establecido en el poder a través de la violencia”, convirtiendo Egipto “de un proyecto de democracia prometedora en un escenario de muerte, violencia y sangre”. También acusó al fallecido Barakat de “facilitar el asesinato, la detención y la muerte lenta en las cárceles, las torturas, las detenciones arbitrarias, la prisión preventiva prolongada, los secuestros y las desapariciones forzosas”, en sus dos años como fiscal general.

Miles de islamistas ante la Justicia

Otro portavoz de los Hermanos Musulmanes, Mustafa al Jatib, dijo a EFE que la cofradía no estaba involucrada en el crimen, que ocurre a pocas horas de una nueva celebración del inicio de las protestas que acabaron con el gobierno de Mursi, y acusó a los servicios de inteligencia egipcios de haber “orquestado” todo para “distorsionar la imagen de los islamistas”.

Barakat, de 65 años y nombrado en el cargo después del golpe de Estado, había presentado ante la Justicia a miles de islamistas en este período. El ataque contra la autoridad fue reivindicado por un grupo que se autodenomina Movimiento de Resistencia Popular en un comunicado publicado en la red social Facebook, que fue posteriormente retirado y cuya autenticidad no pudo ser verificada.

Por su parte, la Justicia nombró al presidente del Tribunal de Apelaciones de El Cairo, Zakaria Abdelaziz Ozman, como fiscal general interino de Egipto. Fuentes judiciales explicaron a la agencia EFE que Ozman se hará cargo de la Fiscalía hasta la elección de un titular, de acuerdo con la Constitución aprobada en enero del año pasado.

DZC (EFE, dpa, Reuters)

DW recomienda