1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE.UU.: “Como una república bananera”

La orden de prohibir la entrada de ciudadanos de varios países de mayoría musulmana a EE.UU. fue precipitada y caótica según un experto en derecho, que ve en su implementación una muestra de la incompetencia de Trump.

DW: ¿Cómo evalúa esta orden desde la perspectiva legal?

Jonathan Hafetz: Es problemática desde la perspectiva legal y por la forma en que fue implementada, lo cual puede verse en el caos y sufrimiento, y otras consecuencias de la orden. Legalmente es problemática desde el punto de vista del principio de la igualdad, básicamente porque discrimina por razones de nacionalidad; también es problemática por su aplicación, incluyendo la  detención de individuos sin ningún tipo de proceso, y además lo es por razones constitucionales, ya que la Constitución prohibe que el gobierno favorezca a una religión en particular sobre otra.

¿Qué opina de la forma en que se ha llevado a la práctica el decreto?

Creo que su puesta en práctica demuestra que Trump simplemente es incompetente e incapaz de ser presidente de Estados Unidos. Este decreto fue promulgado a toda velocidad. No fue examinado por expertos en derecho ni por otros especialistas del gobierno en leyes de inmigración. Simplemente se emitió sin contemplaciones  y eso se ven en los resultados. Esto hace lucir a Estados Unidos como una república bananera.

Debido al decreto, personas de los países afectados ya no pueden entrar en Estados Unidos, aunque tengan una visa vigente; algunos viajeros que llegaron a aeropuertos estadounidenses fueron detenidos. Organizaciones como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) han recurrido por ello a los tribunales y han logrado primeras victorias. ¿Pero eso qué implica, en vista de que la pugna legal a todas luces todavía no ha concluido?

Profesor Jonathan Hafetz.

Profesor Jonathan Hafetz.

Allí donde ACLU se impuso en tribunales, en Brooklyn, en Virginia, en Seattle y otras partes, se mantuvo en el fondo el statu quo. Los veredictos  impiden al Gobierno expulsar o detener a personas que ingresaron a Estados Unidos después de la promulgación del decreto. Pero no creo que estos fallos atañan directamente a nadie que todavía no haya viajado a Estados Unidos.

¿Qué significa esto para personas que por el momento son retenidas en aeropuertos estadounidenses y que al parecer se encuentran en una especie de limbo legal?

Naturalmente, el problema de fondo no se ha resuelto y una serie de personas se encuentran todavía en la incertidumbre legal. Algunas personas con residencial legal permanente en Estados Unidos, al parecer pueden entrar. Y Reince Priebus, Jefe del staff de la Casa Blanca, dijo que el Gobierno dejará entrar a los poseedores de una green card, tras verificar su identidad. Pero no sé como se llevará esto a la práctica.

¿Cómo seguirá el asunto, en vista de que esas personas no podrán permanecer en los aeropuertos hasta que todo se aclare?

Los aspectos legales del decreto se están examinando, y entonces todo esto seguirá la vía judicial. Las personas retenidas permanentemente  pueden intentar forzar su ingreso al país, al menos transitoriamente, hasta que su caso sea aclarado en los tribunales. Ninguna de estas personas representa ni la más mínima amenaza para el Estado. Considero que retener a esas personas mientras se trata su caso en tribunales, contravendría principios legales  fundamentales. Es algo tan medularmente antiamericano. También contraviene principios del derecho internacional privar de libertad a personas mientras se impugna la validez de un decreto.

Jonathan Hafetz es profesor de derecho en la Universidad de Seton Hall, en Nueva Jersey, y se ha especializado derechos humanos, derecho constitucional y asuntos de seguridad nacional.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema