1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Veto de Trump: “Cerca de 100.000 alemanes afectados”

La prohibición de entrada a EE.UU. a ciudadanos de siete países afecta también a políticos como el parlamentario alemán Omid Nouripour, de Los Verdes, quien también tiene nacionalidad iraní. Al respecto conversó con DW.

DW: Los ciudadanos de Siria, Libia, Somalia, Irak, Sudán, Irán y Yemen por ahora ya no pueden entrar a Estados Unidos. Sr. Nouripour, aparte de la nacionalidad alemana, Ud. tiene también la iraní, de manera que se ve afectado por esta medida. ¿Es Ud. un ejemplo de lo injusto de dicha disposición?

Omid Nouripour: Mi caso de seguro no es el más importante, pero es un buen ejemplo de loque realmente ocurre. No se trata de seguridad, sino de una sucia política simbólica que envenena nuestras sociedades. Las personas de los citados siete países han de ser percibidos como una amenaza. Si se quiere hablar de seguridad, se debería hablar de los países que estuvieron involucrados en los atentados del 11 de septiembre. Estoy muy orgulloso de la gran cantidad de personas que han protestado en los aeropuertos estadounidenses. También los abogados que actualmente ofrecen allí en forma voluntaria sus servicios han logrado mucho. Esa gente es el mejor motivo para decir: independientemente de lo que se proponga hacer aún el gobierno, yo siempre amaré a Estados Unidos. Soy un convencido partidario de las relaciones transatlánticas. Entretanto he visitado unos 40 países y soy subjefe del grupo parlamentario germano-estadounidense.

Omid Nouripour, diputado de Los Verdes.

Omid Nouripour, diputado de Los Verdes.

Dictar una prohibición general de entrada es ridículo. Vea el caso de mi hijo: tiene siete años, madre alemana, nació en Berlín y no tiene nada que ver con Irán. Aún así, en estos momentos no puede viajar a Estados Unidos. ¿Por qué? ¿Porque es una amenaza? Todavía no hay una prohibición general de ingreso para musulmanes, pero la cosa podría marchar en esa dirección. De ahí que sea tan importante respaldar a la gente que quiere impedir eso.

¿Qué espera del Gobierno alemán?

Se estima que más de 100.000 personas en Alemania se ven afectadas por esta disposición, porque tienen dos nacionalidades. Hay unos 70.000 iraníes con doble nacionalidad. Quisiera que el Gobierno alemán intercediera al menos por estas personas y sus intereses. Yo poseo un pasaporte diplomático, pero eso no implica que tenga un estatus diplomático y pueda ingresar a Estados Unidos.

¿Qué podrían hacer ahora realmente Alemania y Europa?

Lo mejor sería que los europeos se mantuvieran unidos. Pero eso no ocurrirá. Por ejemplo, el presidente checo, Milos Zeman, ya ha manifestado su disposición a respaldar el veto de Trump, a quien ve como un aliado en la lucha contra la política de refugiados de la UE.

Pero Alemania debería por lo menos preocuparse de los habitantes del país que ven constreñida su libertad de movimiento. Hoy se le debería decir con toda claridad al gobierno de Trump que este no ha sido un buen comienzo. Muchos amigos y colegas me han escrito mensajes de solidaridad. Me han dicho que, por solidaridad, se proponen no viajar a Estados Unidos. Creo que eso es un completo error. Deberían mostrar ahora su solidaridad con el movimiento opositor estadounidense. ¡Vayan allá! ¡Hablen con la gente!

El objetivo es envenenar la sociedad. Ese será al menos el efecto de la medida. El mensaje para los jóvenes musulmanes de todo es mundo es: las sociedades occidentales no los quieren.

¿Cree Ud. que esta medida fortalecerá a los islamistas radicales?

Absolutamente. Apostaría que dentro de unos días encontraremos en plataformas yihadistas videos en los que niños de cinco años eran separados de sus madres.

La entrevista fue realizada por Chase Winter.