1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE. UU. estudia “opciones militares” en Libia

El Pentágono confirmó tener personal militar estadounidense realizando contactos en Libia para evaluar la situación en el país.

En vista de la amenaza que constituye la milicia terrorista Estado Islámico (EI) en Libia, un país azotado por la guerra civil, Estados Unidos estudia "opciones militares y un gran número otras opciones", según dijo el miércoles (27.01.2016) portavoz del Pentágono Peter Cook.

El portavoz dijo que "ha habido fuerzas estadounidense en Libia intentando establecer contacto con fuerzas (locales) sobre el terreno", unas "conversaciones" que aún continúan.

Cook señaló que Estados Unidos quiere estar preparado por si el EI se convierte en una amenaza mayor en Libia. Washington considera la milicia de radicales suníes una "seria amenaza", por lo que sigue con atención la evolución en el país.

No obstante, el portavoz negó que Estados Unidos esté considerando el despliegue de tropas para poner orden en el caos en el que se ha convertido Libia, con varias facciones rebeldes luchando por el poder, y el EI medrando en ese descontrol a las puertas de Europa.

El Departamento de Defensa dijo que aún es muy temprano para determinar si se podrá formar una coalición militar contra el EI dentro de Libia.

Intervención relámpago

Según el diario The New York Times, la administración del presidente Barack Obama estaría estudiando una posible intervención relámpago en Libia como parte de su ofensiva global contra el EI, que tiene en Irak y Siria sus principales frentes.

La inteligencia estadounidense cree que el EI ha amasado una fuerza de unos 3.000 combatientes en Libia.

Los yihadistas han acabado beneficiándose del caos en el país, donde ya controlan una amplia franja central en la costa. El EI ha perpetrado y reivindicado atentados con un gran número de muertos y controla grandes puertos para transportar crudo.

FEW (dpa,EFE)



DW recomienda