1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Parlamento libio rechaza gobierno de unidad nacional

El Parlamento libio en Tobruk votó en contra del nuevo Gobierno de unidad nacional formado el martes pasado con el respaldo de la ONU.

Este lunes (25.01.2016) las Naciones Unidas sufrieron un revés en sus esfuerzos por encontrar una solución al conflicto en Libia. El Parlamento libio que sesiona en Tobruk, en el este del país, y es reconocido internacionalmente rechazó el Gobierno de unidad recientemente formado con respaldo de la ONU, echando abajo uno de los puntos clave del acuerdo de paz.

La mayoría de los diputados se negaron a reconocer el Ejecutivo, condición necesaria para que pueda recibir la ayuda prometida por la comunidad internacional.

Diputados piden reducir número de ministerios

Los diputados quieren reducir los 32 ministerios previstos del nuevo Gobierno a sólo diez carteras. Además, rechazan otra cláusula que prevé que el Consejo Presidencial (formado el mes pasado por miembros de los dos parlamentos enfrentados) asuma el comando de las fuerzas armadas del país, lo que supone la destitución del influyente general militar Jalifa Haftar.

El general Haftar, que tiene una influencia considerable en el Parlamento de Tobruk, es inaceptable para el parlamento rival de mayoría islamista con sede en la capital Trípoli.

La formación del Gobierno de unidad es clave a su vez para poner fin al conflicto civil en Libia. Ese país es víctima de la guerra civil y el caos desde que en 2011 la comunidad internacional apoyara militarmente el alzamiento rebelde contra la dictadura de Muamar al Gadafi.

Yihadistas ganan terreno en Libia

Desde las últimas elecciones, el poder está dividido entre Tobruk y Trípoli, gobiernos a los que apoyan distintos grupos islamistas, señores de la guerra, líderes tribales y contrabandistas de armas, petróleo, personas y drogas.

Del enfrentamiento se aprovechan grupos yihadistas vinculados al Estado Islámico y a la organización de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), que han ganado terreno y extendido su influencia al resto del norte de África.

VT (efe, dpa)

DW recomienda