1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

¿Cuestan menos los gorditos?

Científicos holandeses llegaron a la conclusión de que las personas obesas y fumadoras generan menos costos a los sistemas de salud que las sanas. La tesis es controvertida.

default

Uno de cada tres estadounidenses presenta obesidad.

En primera instancia, el estudio pretende profundizar en las consecuencias materiales de dos factores que afectan a la salud: la obesidad y el hábito de fumar. Los datos fueron recabados entre habitantes de Holanda, pero abordan a la adiposidad y al tabaquismo como fenómenos presentes en todo el mundo.

Bauchfreier Top

Abdomen libre de grasa, ¿y caro?

La curva aumenta

Se menciona, por ejemplo, que desde los años setenta ha aumentado de manera notable la proporción de gente pasada de peso. Actualmente uno de cada tres estadounidenses presenta condiciones que lo califican como obeso; de acuerdo con pronósticos recientes, la proporción aumentará a uno de cada dos de aquí al año 2025.

Socialmente, las repercusiones son graves. La obesidad y el tabaquismo son coadyuvantes en muchas muertes prematuras. Acumular exceso de grasa en el cuerpo puede reducir hasta cinco años la expectativa de vida, mientras que los consumidores de tabaco pueden restar hasta siete años su longevidad.

Se dice además que la obesidad y el tabaquismo traen consigo enormes costos adicionales a los sistemas de salud. Aquí es precisamente donde los científicos holandeses parecen discrepar.

¿Cuestan menos los obesos?

La tesis del documento es controvertida: “pese a que los costos médicos anuales son más altos en la población obesa de hasta 56 años de edad, así como en fumadores de edad avanzada, los costos totales son más altos en la población considerada sana (no obesa y no fumadora).” En consecuencia, dicen los autores, las políticas para la prevención de la obesidad no producirán ahorro alguno en cuanto a los costos médicos.

Hamburger, Pommes und Hot Dog

Comida rápida, sustento de la obesidad.

La explicación es sencilla. “La gente obesa constituye una menor carga para los sistemas de salud porque las personas con tales características mueren más jóvenes y presentan menos cuadros asociados con la vejez.”

Hay números de por medio. Una persona sana gastará entre los 20 años de edad y el momento de su muerte -84 años en promedio- un total de 417.000 dólares, mientras que un obeso -que tendrá una edad máxima promedio de 80 años- invertirá 371.000 dolares en mejorar su salud.

Las controvertidas conclusiones no paran allí. El estudio dice que si bien la población obesa causa menos gastos médicos que la sana, los fumadores cuestan aún menos a los sistemas de salud simple y sencillamente porque mueren aún más jóvenes que los obesos.

La disputación

Tales aseveraciones ya han sido respondidas. En otro artículo, el científico inglés Klim McPherson llama la atención sobre el hecho de que el estudio holandés “puede reforzar la percepción cínica de que los gobiernos intencionalmente han dejado de intervenir ante problemas de salud que finalmente les producen ahorros”.

Deutschland Verbraucher Vorsätze Abnehmen

Los obesos viven en promedio cuatro años menos.

Asimismo, asevera que antes de extraer tales conclusiones “debemos tener en claro que debe diferenciarse entre los costos aparentemente más bajos generados por personas obesas, y los costos más altos cuando se toma en cuenta a la población obesa en general.”

Esto no significa que la investigación holandesa carezca de relevancia. McPherson afirma que “los colegas holandeses han ampliado nuestra comprensión de estos temas. Traducir los costos y beneficios individuales al ámbito social no siempre coincide con las conclusiones lógicas. Los gobiernos deben entender que las políticas de salud pública van mucho más allá que la suma de las consecuencias para los individuos. Para implementarlas se requiere mucho mayor coraje que el mero tratamiento a cada enfermo”.

DW recomienda

Enlaces externos