Corea del Norte libera a dos ciudadanos estadounidenses | El Mundo | DW | 08.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Corea del Norte libera a dos ciudadanos estadounidenses

Kenneth Bae y Matthew Todd Miller se encuentran ya de camino hacia sus casas. El director de la inteligencia nacional de EE.UU. intercedió personalmente para lograr su liberación.

Kenneth Bae, un misionario cristiano de origen coreano de 45 años, llevaba retenido desde noviembre de 2012. Cuando fue detenido guiaba a un grupo de visitantes al país. En abril de 2013 fue condenado por el Tribunal Supremo norcoreano por actos hostiles contra el país y sentenciado a 15 años de trabajos forzados. Miller, un joven californiano de 24 años, viajó como turista al país, cuando fue detenido en abril y condenado en septiembre a seis años de cárcel con trabajos forzados acusado de espionaje. Se le acusaba de haber roto su visado y pedido asilo con la intención de acabar en prisión y desde allí recabar informaciones sobre supuestas violaciones de los derechos humanos cometidas en el país.

Ambos han quedado libres y ya están camino a casa, después de quedar en libertad. Así lo comunicó hoy (08.11.2014) Gobierno estadounidense. Al parecer, el director de la Inteligencia Nacional, James Clapper, intercedió personalmente para lograr su liberación. Según la emisora CNN, Clapper viajó a Pyongyang personalmente como enviado del presidente Barack Obama, en un hecho poco común. Clapper acompañó a los dos estadounidenses de regreso a su país.

No hay más estadounidenses detenidos

Obama se mostró agradecido por la vuelta de ambos y aseguró que las negociaciones para su liberación fueron una misión difícil. Estados Unidos saludó el paso dado por Pyongyang, señaló en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki. "Queremos agradecer a nuestros socios internacionales, especialmente (...) Suecia, por sus esfuerzos sin descanso en ayudar a garantizar su liberación". Washington llevaba pidiendo desde hacía tiempo su puesta en libertad por motivos humanitarios.

Hace menos de un mes, otro ciudadano estadounidense que había sido detenido fue también puesto en libertad. Jeffrey Fowle había sido detenido cinco meses antes por dejar una biblia en un club nocturno. Según informaciones estadounidenses, en estos momentos ningún ciudadano del país se encuentra ya retenido en Corea del Norte.

MS (dpa/rtrla)