″Corea del Norte tiene que decidirse″ | El Mundo | DW | 02.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

"Corea del Norte tiene que decidirse"

El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, visitó la frontera interna que divide las dos Coreas y aseguró a DW que Corea del Norte no puede esperar ayuda financiera mientras desarrolla armas atómicas.

Frank-Walter Steinmeier en Panmunjeom, frontera intracoreana.

Frank-Walter Steinmeier en Panmunjeom, frontera intracoreana.

DW: Señor Steinmeier, ¿cree usted también, como se afirma en ambas Coreas, que la reunificación puede tener lugar pronto?

Frank-Walter Steinmeier: Nosotros mismos vivimos que la historia no es una cosa de creencias sino de hechos que tienen lugar. La frontera intracoreana me trae a la mente el diario acontecer durante la Guerra Fría en Berlín. También en Berlín tenían lugar conversaciones entre militares de uno y otro lado, a la vez que se intercambiaban familiares de un país al otro, aunque algunos solo regresaran muertos a su querida patria.

Sabemos lo que se siente cuando un régimen impide a la familia verse a lo largo de décadas. Nos alegramos de que Corea del Sur quiera saber más de la experiencia alemana de la reunificación. Se acaba de instalar una comisión germano-coreana que compartirá las experiencias de ambas partes, sobre todo las que apuntaban a la reunificación. No veo a nadie aquí ilusionado con una supuesta pronta reunificación. Lo que siento es que en Seúl hay una fuerte voluntad para dar los primeros pasos hacia allá. Queremos transmitir a los coreanos la convicción de que la división no es eterna.

Existe la preocupación de una posible implosión política en Corea del Norte. Usted ha recalcado en Corea la importancia de que el tiempo de transición transcurra de forma controlada. ¿Qué se necesita para lograrlo?

Frank-Walter Steinmeier en Panmunjeom, frontera intracoreana.

Frank-Walter Steinmeier en Panmunjeom, frontera intracoreana.

No he percibido un gran temor a una supuesta implosión en Corea del Norte. Lo que creemos es que el joven líder de Corea del Norte no había logrado estabilizar su Gobierno mientras persistía la amenaza de una nueva hambruna. La política norcoreana está llena de avances y retrocesos: mientras Seúl envía señales de revivir los contactos con el norte, este insiste en mantener su política nuclear, pidiendo, al mismo tiempo, ser ayudado.

Por esto mismo fue importante decir públicamente que Corea del Norte tiene que tomar una decisión, porque no puede esperar ayuda financiera de su vecino mientras siga amenazando con una confrontación nuclear a toda la región.

¿Cómo pueden ser involucradas en este proceso las dos potencias protectoras: China que protege a Corea del Norte y Estados Unidos que hace lo mismo con Corea del Sur?

Tanto China como Estados Unidos están al tanto de todo. Corea del Sur mantiene conversaciones con ambos países. Las cosas van mejorando: Pekín se ha abierto al diálogo. Este es un avance que no se debe sobredimensionar, pero es importante.