Copa de Brasil: autobuses quemados, saqueos y arrestos tras derrota ante Alemania | El Mundo | DW | 09.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Copa de Brasil: autobuses quemados, saqueos y arrestos tras derrota ante Alemania

Varios autobuses fueron incendiados, una tienda de electrodomésticos saqueada y varias personas detenidas en las tres mayores ciudades de Brasil, después que su selección perdiera estrepitosamente por 7-1 ante Alemania.

Vandalismo tras la derrota. Imágenes de Sao Paulo.

Vandalismo tras la derrota. Imágenes de Sao Paulo.

Según informó el portal UOL, en Sao Paulo fueron incendiados tres autobuses y al menos dos automóviles. La empresa responsable del transporte público en la capital paulista informó que la circulación de vehículos no fue interrumpida por los ataques. Por su parte, la policía militarizada informó que una tienda de electrodomésticos fue saqueada por decenas de personas.

En Belo Horizonte, donde la selección brasileña sufrió a manos de los alemanes la peor derrota de su historia, los disturbios comenzaron dentro del estadio Mineirao, cuando todavía se estaba disputando el encuentro.

Según UOL, al menos cuatro personas fueron expulsadas durante el choque por promover peleas e incendiar un tacho de basura. En el marco de los disturbios, un ciudadano alemán sufrió un golpe en el oído y había perdido parcialmente la audición. En uno de los barrios más bohemios de la ciudad, Savassi, cuatro personas fueron detenidas, una de ellas por porte de arma blanca.

Tras los goles vinieron las bombas lacrimógenas

En una de los altercados, la policía lanzó bombas de gas lacrimógeno para dispersar el tumulto. En Salvador de Bahía, cuatro personas fueron arrestadas por intervenir en una trifulca en la Fan Fest de esa ciudad, que se realiza en el turístico Faro de la Barra.

También en Río de Janeiro se vivieron momentos de tensión en la playa de Copacabana, donde los hinchas se reúnen a ver los partidos en pantallas gigantes. Cientos de personas abandonaron corriendo el lugar, explicó la policía militarizada, asustadas porque algunos aficionados protagonizaban una trifulca.

Testigos contaron que el tumulto se produjo también porque grupos de ladrones comenzaron a arrebatar las pertenencias a quienes miraban el partido en el lugar.

JOV (dpa, Reuters)

DW recomienda