1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Colombia espera que bloqueo de sus militares en Egipto sea levantado

300 colombianos entre los militares de la tropa de paz internacional en el norte de la península del Sinaí, bloqueados por insurgentes beduinos, que exigen la liberación de cuatro detenidos en una cárcel de El Cairo.

Ministra de Exteriores de Colombia, Maria Angela Holguín.

Ministra de Exteriores de Colombia, Maria Angela Holguín.

La ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, dijo que confía en que no surjan percances con los cerca de 300 militares colombianos del batallón Sinaí que permanecen retenidos por un grupo de insurgentes beduinos, que exige la liberación de cuatro detenidos en una cárcel de El Cairo.

Decenas de beduinos fuertemente armados cercaron la base militar Al Gora de la tropa de paz internacional desplegada el norte de la península del Sinaí, para forzar a la puesta en libertad de cinco beduinos presos en cárceles egipcias.

Los beduinos dañaron el miércoles algunas instalaciones de la seguridad fuera de la base. "Desde el viernes 9 de marzo los beduinos rodean la base central del MFO en Al Gora en el Sinaí para imponer sus exigencias políticas al gobierno central", escribió hoy la tropa de paz en su página web.

Los soldados se encuentran en un lugar seguro, pero sólo pueden recibir refuerzos y suministro por helicóptero.

La Fuerza Multinacional y Observadores (MFO) vigila desde 1982 la calma militar en la península del Sinaí, en base a un tratado de paz entre Israel y Egipto en Camp David que data de 1979. Está integrada por soldados de once países: Estados Unidos, Australia, Canadá, Italia, Noruega, Francia, Uruguay, Colombia, Hungría, Nueva Zelanda y Fiyi.

Los habitantes de la península aprovecharon los disturbios políticos y el vacío de poder de los últimos meses para intentar imponer sus exigencias a El Cairo, con medidas como el secuestro transitorio de turistas. Palestinos que viajan a través de Egipto a otros países extranjeros informaron de un creciente número de robos.

Fuente: dpa

Editora: Rosa Munoz Lima

DW recomienda