1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Convierte el terrorismo a Egipto en otro Yemen

El último atentado terrorista en Egipto apunta contra el punto más débil de la economía: el turismo. Otros temas de los editorialistas hoy son la crisis financiera y la "trampa" de Afganistán para Obama.

default

Propietario y camello esperan a turistas frente a pirámides en Giza, Egipto.

Frankfurter Allgemeine Zeitung, de Fráncfort del Meno, Alemania: "Como en el caso de atentados terroristas de antes en El Cairo, el Sinai o en el norte de Egipto, los terroristas golpean ahora también al punto más vulnerable del régimen de Mubarak (presidente de Egipto): el sector turístico.

La situación económica de Egipto puede empeorar significativamente si, debido al miedo, una parte importante de los turistas cancelan sus viajes a ese país norafricano. En 2008, un grupo de turistas extranjeros fue secuestrado en el desierto, en el suroeste. ¿Se degradará tanto la situación de seguridad en Egipto como en Yemen?."

Exigen más control de mercados financieros

République des Pyrénées, de Tarbes, Francia : "Los 27 miembros de la Unión Europea no necesariamente están en la misma onda. Sobre todo la República Checa, que mantiene ahora la presidencia de la Comisión. Esta presidencia está inspirada en ideas que en los Estados Unidos estuvieron en boga en los tiempos de George W. Bush.

Pero también en Estados Unidos han cambiado las cosas, como lo demuestra la presión de las autoridades de la recaudación de impuestos que presionan ahora los bancos suizos para que revelen nombres y capitales de evasores de impuestos.”

Afganistán: ¿También una trampa para Obama?

Il Corriere della Sera, Milano, Italia: “Con la creciente inseguridad en todos los rincones de Afganistán y la crisis financiera que acosa ya a todos los sectores de la economía, la declarada ‘prioridad’ en la política exterior del presidente estadounidense Barack Obama ha caído en una trampa con poco espacio de acción política.

El concepto de ‘victoria’ se modificará, así como se hizo en el caso de Irak. Y la estrategia no puede ser una exclusivamente militar. El factor Pakistán será una clave decisiva en el plan - con pocas perspectivas de éxito - de separar a los talibanes, así como se hizo con los sunitas en Irak.

En Pakistán las cosas no van bien. Obama tiene ahora que dilucidar el dilema de las reacciones violentas que provocan los ataques armados contra los talibanes que apoyan el nacionalismo.”