1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Colombia a HRW: en el acuerdo de paz “habrá justica”

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró que el acuerdo de justicia transicional firmado con las FARC es "el mejor en la historia".

El Gobierno colombiano envió hoy (07.01.2016) una carta a Human Rights Watch (HRW) en la que responde a las críticas de esa ONG al acuerdo de justicia alcanzado con las FARC en las negociaciones de paz, incluido dentro del punto de víctimas, y explica que lo pactado evita que haya impunidad.

En la misiva, firmada por el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, el Gobierno afirma que "habrá justicia" y que esta serán "el máximo" que permita la paz, "respetando siempre la Constitución y las leyes de Colombia", así como la "jurisprudencia internacional" sobre el tema.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en respuesta a las críticas de HRW, dijo que la conclusión de la carta enviada a HRW es muy sencilla: "no es un acuerdo perfecto porque ningún acuerdo de paz en la historia ha sido un acuerdo perfecto, es casi contradictorio un acuerdo perfecto con un acuerdo de paz. De lo que sí no cabe duda es que este acuerdo es el mejor acuerdo de justicia transicional que jamás se haya negociado en la historia", sostuvo en declaraciones dadas a los medios en la ciudad colombiana de Cartagena tras reunirse con sus asesores internacionales de paz y varios ministros de su gabinete.

El mandatario aseguró que así lo han considerado "expertos internacionales y expertos en estos temas que han estado gratamente sorprendidos cuando leen los acuerdos y cuando analizan finalmente lo que se acordó".

Human Rights Watch Jahresbericht 2015

José Miguel Vivanco calificó el pacto alcanzado por las partes como "una piñata de impunidad".

"Una piñata de impunidad"

La respuesta de Santos se da dos semanas después de que el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, calificara el pacto alcanzado por las partes como "una piñata de impunidad".

Si bien el acuerdo contiene numerosas alusiones a la justicia, la rendición de cuentas e incluso a restricciones efectivas de la libertad, HRW denunció que un análisis minucioso del texto revela "numerosas ambigüedades, omisiones y lagunas que convierten tales referencias, en el mejor de los casos, en promesas vacías".

Respuesta a las criticas

En la carta, Jaramillo señala que con el acuerdo se busca poner fin a más de medio siglo de guerra en Colombia y "garantizar la construcción de una paz estable y duradera".

"Lo estamos haciendo como ningún otro proceso lo ha hecho hasta ahora, poniendo a las víctimas en el centro de la solución y garantizando la satisfacción de sus derechos a la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición".

Además, pide a HRW que entienda que "la guerra es la mayor generadora de violaciones a los derechos humanos y, por eso, terminarla tiene que ser el primer deber, la misión más importante de quien esté empeñado en preservar dichos derechos".

Acuerdos logrados

En el marco del proceso de paz ya se han logrado además acuerdos sobre desarrollo agrario, participación política de los guerrilleros que se desmovilicen, solución al problema de las drogas y en la atención a las víctimas del conflicto, que en cinco décadas deja más de 220.000 muertos, cinco millones de desplazados y al menos 45.000 desaparecidos.

Restan los puntos de fin del conflicto, que implica el alto el fuego bilateral y definitivo y dejación de las armas por parte de las FARC, así como la implementación, verificación y refrendación de todos los acuerdos.

FEW (dpa, EFE)




DW recomienda