1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Las FARC niegan abortos forzados en sus filas

Las FARC aseguran que Héctor Arboleda, acusado de practicar abortos forzados entre las guerrilleras de la organización, nunca perteneció a sus filas. El grupo subversivo tacha las imputaciones de “montaje judicial”.

Este domingo (3.1.2016), las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aseguraron que Héctor Albeidis Arboleda Buitrago nunca perteneció a sus filas. El hombre de 40 años, que supuestamente respondía al alias “El enfermero”, está siendo investigado por la Fiscalía de ese país sudamericano bajo los cargos de haber practicado abortos forzados entre las guerrilleras de esa organización. En un comunicado firmado por el “Secretariado del Estado Mayor de las FARC-EP”, el grupo afirma que imponer abortos va en contra de sus “principios y lineamientos”.

Las FARC enfatizan que en su seno no se conoce a Arboleda, ni siquiera “en mención”. Sobre Arboleda, detenido en Madrid en diciembre de 2015, pero dejado en libertad con medidas cautelares, pesa una circular roja de la Interpol por los delitos de “tortura agravada, aborto sin consentimiento y concierto para delinquir”. Las FARC alegan que las informaciones en torno al acusado constituyen “un montaje judicial y mediático”, y descartan otras imputaciones, como las alusivas a las sistemáticas “violaciones de mujeres o la utilización de cuerpos de guerrilleros caídos en combate para dar clases de anatomía”.

Sobre los hombros de Arboleda pesa el cargo de haber realizado más de un centenar de abortos forzados entre las guerrilleras de las FARC en las profundidades de las selvas colombianas; cincuenta de ellos habrían sido practicados entre niñas indígenas de la comunidad zabaleta del departamento de Chocó que habían sido reclutadas a la fuerza y violadas por comandantes del grupo subversivo. El ente acusador abrió el proceso en su contra tras acumular “elementos de juicio para demostrar que el aborto forzado era una política de las FARC”, explicó en su momento el fiscal general de Colombia, Eduardo Montealegre. Se presume que Arboleda cooperó con dos frentes guerrilleros entre 1998 y 2000.

ERC ( EFE / dpa )

DW recomienda