China y Brasil: acuerdo de canje monetario | El Mundo | DW | 26.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

China y Brasil: acuerdo de canje monetario

China y Brasil, miembros del grupo de países BRICS, anunciaron un acuerdo para usar sus propias monedas en operaciones de comercio internacional.

El canje monetario se podrá realizar por un equivalente de hasta 30.000 millones de dólares por año durante un trienio. El trato fue firmado por los gobernadores de los bancos centrales y los ministros de Hacienda de ambos países en la ciudad sudafricana de Durban, poco antes de que comience una cumbre de las potencias emergentes de los BRICS: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

El acuerdo empezó a ser negociado en junio del año pasado, durante un encuentro de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, con el primer ministro chino Wen Jiabao, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Río+20), realizada en Río de Janeiro.

Protestas enmarcan apertura de cumbre de los BRICS

Entretanto, la cumbre de los países BRICS –Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica- se inauguró en Durban, Sudáfrica, en medio de protestas. Los jefes de Estado y de Gobierno de los cinco países emergentes quieren crear nuevas instituciones y acordar nuevas cooperaciones.

Además del presidente de Sudáfrica y anfitrión de la cumbre, Jacob Zuma, se hicieron presentes los mandatarios de Brasil, China y Rusia, Dilma Rousseff, Xi Jinping y Vladimir Putin, así como el jefe de Gobierno indio, Manmohan Singh, quienes se reunirán durante dos días.

Organizaciones no gubernamentales llamaron a realizar una contracumbre en Durban en protesta contra “el crecimiento económico de los países emergentes que, hasta el momento, solo es posible gracias a condiciones laborales inhumanas”, dijo el activista chino Au Loong Yu a la agencia epd. Au Loong Yu llamó a los países emergentes a cambiar su política de crecimiento económico. Para el miércoles se espera una marcha de protesta con más de mil participantes.

CP/er (dpa, epd)

DW recomienda