1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

China y Rusia cierran gran acuerdo de gas

China y Rusia firmaron un importante memorando para el suministro de gas ruso al país asiático, durante la visita a Moscú del presidente chino, Xi Jinping, en su primer viaje al exterior desde que asumió el cargo.

El nuevo jefe de Estado y del Partido Comunista chino, Xi Jingping, envió esta semana un signo de buena voluntad a Estados Unidos al recibir a su secretario de Finanzas, Jacob Lew, como primer invitado extranjero. Pero el "gesto" equivalente hacia Moscú no tardó en llegar con su primer viaje al exterior desde que asumió el cargo hace un mes.

Durante su visita de Estado de tres días, el presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, elogiaron la fortaleza de las relaciones estratégicas entre ambas naciones, enormes por su territorio y por su población. Y tras años de negociaciones, Pekín y Moscú llegaron a un acuerdo que se materializa en este memorando para el suministro de gas durante 30 años, que realizará la empresa rusa Gazprom a China, una potencia sedienta de energía.

A partir de 2018, Gazprom suministrará al menos 38.000 millones metros cúbicos de gas al año a la China National Petroleum Corporation (CNPC) 2018, según dijo el director de Gazprom Alexei Miller. Esa cantidad podría aumentar a los 60.000 millones de metros cúbicos, dijo Miller, un estrecho colaborador del presidente Putin, informó la agencia de noticias rusa Interfax. La demanda de energía en China no deja de crecer, pero Pekín y Moscú estuvieron negociando durante años el precio del gas así como la ruta del gasoducto. El contrato final se suscribirá a fines de año, según Miller, que no mencionó más detalles.

Durante la visita de Xi a Moscú los representantes de ambos países cerraron además numerosos acuerdos. Así, el grupo energético Rosneft, dirigido desde el Kremlin, cooperará con CNPC en la explotación del Ártico. Además se incrementará el suministro de crudo a China. Como contrapartida, Rosneft obtendrá un crédito millonario del banco estatal chino. Además, ambas naciones con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU acordaron, en una ceremonia retransmitida en directo por la televisión rusa, una estrecha cooperación.

Cercanía geopolítica

Tras el proceso de la UE contra Gazprom por posición dominante, Rusia decidió orientar su negocio más hacia China. Putin dijo a Xi que la visita iba "a dar un fuerte ímpetu a al desarrollo de las relaciones sino-rusas". Nuestras relaciones "son un referente para la política mundial", dijo Putin sobre los lazos de estas dos naciones integrantes del grupo BRICS de potencias emergentes, según informó la agencia Itar-Tass. Xi, que viaja acompañado de su esposa, la cantante Peng Liyuan, dijo que China también busca "ahondar las relaciones, el desarrollo de un cooperación amplia y una asociación estratégica". China y Rusia tienen un punto de vista similar en determinadas cuestiones geopolíticas, desde el tema de Irán y Corea del Norte al de Siria, donde ambas naciones han bloqueado acciones del Consejo de Seguridad de la ONU para sancionar al presidente sirio Bashar al Assad.

El comercio bilateral, que en 2012 fue de 90.000 millones de dólares, aumentará a los 100.000 millones de dólares en 2015 y a 200.000 millones de dólares en 2020. Rusia y China suscribieron unos 30 acuerdos en energía, inversión militar tecnológica y cultura. Ambas naciones comparten un pasado comunista durante la Guerra Fría, pero siempre fueron rivales que miraban con recelo la influencia de uno y otro en las diversas regiones, incluida Asia central.

En los últimos años Rusia ha estado contemplando el boom de China con respeto y cierta envidia, sobre todo su emergencia como competidor en el mercado internacional de armamento. No obstante, el pragmatismo en ambas partas conducirá a una cooperación segura, según los expertos. "La confianza China en la Rusia en materia de energía y defensa y su necesidad de recursos es enorme", dijo a dpa Wu Qiang de la universidad china de Qinghua. Putin dio la orden de que en el futuro los gasoductos sólo se construyan en dirección a la región de Asia-Pacífico, según una información reciente.

Al término de la visita de Xi a Rusia, el mandatario chino se dirigirá a África, donde las empresas chinas han multiplicado su actividad en los últimos años, a la búsqueda de energía y recursos naturales. Xi visitará Tanzania y Sudáfrica, donde asistirá a la cumbre de los BRICS entre el 26 y el 27 de marzo, así como Congo-Brazzaville.

rml (dpa)