1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Carnaval en Colonia: ¿disfraces en vez de histeria?

Colonia lleva semanas en estado de ansiedad. Los ataques de Nochevieja pusieron a las autoridades bajo presión justo antes del carnaval. ¿Estropearán la diversión a los juerguistas?

Es fácil verlas desde lejos y, sobre todo, son bastante ruidosas: abejas, brujas, Blancanieves. El centro de Colonia asiste al desfile constante de disfraces.

Cerca del “Gürzenich”, uno de los pabellones más famosos de la ciudad, la policía se prepara para el mayor evento de la “quinta estación” del año –como califican los renanos al carnaval-, el Rosenmontag (lunes de carnaval): dentro de una semana está previsto que más de un millón de visitantes inunden Colonia. Hoy, sin embargo, algo llama la atención: mires donde mires, no se ve ni un hombre disfrazado.

Los hombres tienen que quedarse fuera

¿Será consecuencia de la propuesta de “un brazo de distancia entre hombres y mujeres” recomendada por la alcaldesa de la ciudad, Henriette Reker, tras las agresiones a mujeres en Nochevieja? Una mujer disfrazada de pirata aclara lo que está ocurriendo: “Hoy es la Mädchensitzung (reunión de mujeres), lo que significa que las ‘jecke Weiber‘ (mujeres locas, en el dialecto kölsch) celebran el carnaval juntas”. Sin hombres es mucho más divertido, explica riendo la pirata, que en realidad se llama Lisa y tiene 22 años. “Además, así no hay que comportarse”, añade.

Carnaval, motor económico

Acorralado, sin embargo, se siente el dueño del “Kölner´s”, el bar de la esquina. Unas cuantas mujeres acaban de entrar en su bar a tomarse una kölsch, la cerveza típica de la ciudad. Henning Schulz no esconde su alegría. “Cuando sé que hay eventos de este tipo, abro el bar también por las mañanas”, explica. Su novia y él regentan el pub desde hace seis años. “Sobre todo las mujeres son las que se acuerdan de que abrimos y vienen todos los años. Me encanta que vengan nuevos clientes que normalmente no irían a los bares”. El negocio funciona y, como cada año, está en auge por estas fechas.

Karneval in Köln

Lisa (derecha), dispuesta a celebrar la Mädchensitzung con sus amigas en Colonia.

Henning Schulz no es el único que se espera disfrutar de unas merecidas vacaciones. Hace tiempo que el Carnaval de Colonia dejó de ser un mero acontecimiento folclórico más. Casi 490 millones de euros ingresan en las arcas municipales cada año. En las pocas semanas que dura el carnaval, la ciudad ingresa alrededor de cinco millones de euros sólo en impuestos a las empresas.

En el año 2015, el “Carnaval renano” fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y es que para muchos habitantes de Colonia, el carnaval es, sin duda, el evento más destacado del año. Es algo tan típico de la ciudad como el Rin o la Catedral.

Los focos están puestos en la seguridad de los asistentes. No en vano, los dirigentes de la ciudad aseguraron que las celebraciones serán una “prueba de fuego” para las autoridades. Parece que, finalmente, este año todo funcionará como de costumbre.



DW recomienda