1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Capturan a supuesto autor de masacre en iglesia metodista

Las autoridades estadounidenses investigan un “crimen de odio” en el ataque ocurrido en Charleston, Carolina del Sur. Sospechoso tiene 21 años.

Durante un control de tráfico, la policía de Estados Unidos capturó este jueves (18.06.2015) al supuesto autor de una masacre en una histórica iglesia metodista de Charleston, en Carolina del Sur. Las autoridades identificaron al sospechoso como Dylann Roof, de 21 años, quien cayó en Shelby, Carolina del Norte, luego de varias horas huyendo de las fuerzas de seguridad. Contra él se investiga un posible “crimen de odio”.

Roof, blanco, estuvo una hora sentado junto a los feligreses negros antes de sacar un arma y disparar indiscriminadamente, matando a seis mujeres y tres hombres, entre ellos el conocido reverendo Clementa Pinckney, que también era miembro demócrata del Senado estatal. El ataque ocurrió en un año lleno de protestas por la muerte de personas negras a manos de la policía.

Según testigos, el reverendo Pinckney intentó convencer a Roof para que cesara los disparos, pero éste solo le respondió “tengo que hacer esto. Ustedes violan a nuestras mujeres y están apoderándose de nuestro país”. El atacante recargó su arma cinco veces, pese a las súplicas de los presentes para que se detuviera. Un tío de Roof dijo que recientemente el joven había recibido, por parte de su padre, un arma calibre 45 como regalo de cumpleaños.

“Persona horrible”

“Esa persona horrible, ese terrible ser humano que fue a un lugar de culto donde gente rezaba y los mató, se encuentra ahora bajo custodia” policial, afirmó el alcalde de Charleston, Joseph Riley, en una rueda de prensa celebrada en esa ciudad, donde detalló que Roof iba armado al momento de ser capturado. Por su parte, el jefe de la Policía de Charleston, Greg Mullen, aseguró estar convencido de que el ataque fue un “crimen de odio”.

En horas de la tarde, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habló en la Casa Blanca. Visiblemente afectado, y en compañía del vicepresidente Joseph Biden, Obama lamentó haber tenido que “hacer declaraciones como ésta demasiadas veces”, en referencia al uso de armas para atacar a otras personas. Según Obama, “no es la primera vez” que las iglesias de las comunidades negras del país han sido atacadas y este nuevo suceso plantea otra vez preguntas sobre una “parte oscura” de la historia de EE.UU.

Lo que “sí sabemos, una vez más, es que personas inocentes fueron asesinadas en parte porque alguien que quería hacer daño no tuvo problemas en conseguir un arma”, enfatizó.

DZC (EFE, dpa, Reuters)

DW recomienda