1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Cápsula espacial Falcon explota minutos después de despegar

El cohete privado transportaba suministros y aparatos científicos a los tres astronautas que se encuentran en la Estación Espacial Internacional (ISS).

Apenas dos minutos después de haber despegado desde Cabo Cañaveral, en Florida (EE. UU.), la cápsula espacial privada SpaceX Falcon 9 explotó, perdiendo las dos toneladas y media de suministros y aparatos científicos que debía transportar a la Estación Espacial Internacional (ISS), donde permanecen estacionados tres astronautas. La nave, perteneciente a la empresa privada SpaceX, realizaba su séptima misión y no estaba tripulada.



“Ha fallado algo en el lanzamiento”, escribió en Twitter la agencia espacial estadounidense Nasa, que posteriormente pidió, a través de la misma red social, que quienes encuentren restos de la cápsula cerca de sus casas no se acerquen a ellos y los reporten a la agencia. La firma SpaceX, en tanto, argumentó que surgió una “irregularidad” que será investigada, sin entregar más detalles sobre el accidente.

La explosión es un duro golpe para NASA y SpaceX. El “Dragon” había sufrido averías en sus viajes anteriores, pero siempre cumplió con su misión. La ISS recibió provisiones por última vez en abril a través de la misma Falcon 9, y la Nasa no ha especificado si la explosión de este domingo (28.06.2015) representa un problema para el aprovisionamiento de los astronautas. En general, la ISS suele estar abastecida con varias raciones de emergencia y en primera instancia tiene autonomía aún por otros cuatro meses.

Un trabajo difícil

“Observé el lanzamiento desde el espacio”, escribió el astronauta estadounidense Scott Kelly desde la ISS. “Tristemente salió mal. El trabajo en el espacio es difícil”, apuntó. SpaceX es la primera compañía privada que ha logrado un contrato con el gobierno estadounidense para llevar a cabo este tipo de operaciones, y ésta es la tercera vez que presenta problemas en este año. La firma, dirigida por el millonario Elon Musk, tiene previsto lanzar su primera misión tripulada al espacio en 2017.

Un empleado de la navegación espacial rusa que no quiso dar su nombre habló de una pérdida grave. A bordo había trajes espaciales para astronautas estadounidenses así como herramientas importantes, informó la agencia de noticias rusa Interfax. En abril, la nave de carga rusa Progress también fracasó en el intento de llegar hasta la estación orbital. El próximo viernes, Rusia enviará una misión de reemplazo para proveer a la ISS.

DZC (dpa, EFE, Reuters)

DW recomienda