1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Brasil

"Brasil tardará 5 años en recuperar su talla mundial"

A pesar del crecimiento del 1% del PIB, es muy pronto para decir que el país superó la recesión, dice a DW el economista Marcos Troyjo*. La recuperación de la confianza dependerá de las elecciones presidenciales de 2018.

Puerto de Santos, Brasil

Puerto de Santos, Brasil

DW: Brasil ha registrado dos trimestres seguidos de crecimiento. ¿Salió la economía brasileña de la recesión?

Marcos Troyjo: Todavía no. Es cierto que en los últimos seis meses reina un ambiente de optimismo entre comentaristas y economistas de que en 2017 termina la crisis. A esto se suma la innegable capacidad de construir mayorías en el Congreso, de las que el gobierno Temer disponía hasta hace poco, y la adopción de muchas propuestas del documento "Puente para el Futuro". Además, hay otros factores que sugieren que hay una nueva luna de miel entre Brasil y los economistas.

Lea también: 

Brasil: Corte Suprema autoriza a la Policía a interrogar a Temer

Jefe de Siemens Brasil: "El escándalo Lava Jato es una oportunidad para el país"

Todo esto, sin embargo, fue impactado por el reciente caso de corrupción del consorcio brasileño JBS, el mayor productor de carne del mundo. Inflación, gestión macroeconómica, gobernabilidad, todo esto ha mejorado, pero la incertidumbre política todavía impide una plena recuperación.

DW: ¿Puede la crisis política revertir los logros económicos del segundo trimestre?

Esto va a depender de cuan fuertes sean los efectos del caso JBS, entre otros factores. De si se podrán lograr mayorías parlamentarias pro-reformistas. Asímismo, se debe tener en cuenta si se va a mantener el curso de las políticas en los ministerios de Hacienda y el Banco Central, así como en Petrobras, Eletrobras y BNDES.

¿Podría el crecimiento económico contener un poco la crisis política y hacer que Temer, al menos, gane tiempo?

Es probable. Y muchas fuerzas políticas quisieran ver el cumplimiento de la agenda parlamentaria de las reformas, algunas de ellas impopulares, dada la mala capacidad de comunicación del gobierno Temer.

Así, la continuidad de la actual administración federal le sirve incluso a los opositores de Temer. Quienquiera que asuma el Gobierno de Brasil a partir del 1° de enero de 2019, no necesitará gastar tanta energía y capital político, si el ajuste fiscal y las reformas estructurales han avanzado durante la presidencia  de Temer.

DW: Hasta hace poco, Brasil era la séptima mayor economía del mundo, pero  se rezagó y hoy ocupa la novena posición. ¿En cuánto tiempo puede volver a recuperarse?

Volver a ser la séptima economía del mundo llevará al menos cinco años, si Brasil logra un crecimiento de su PIB superior al 2,5% anual, entre 2018 y 2022. No hay nada de automático o definitivo en la ascensión y caída de Brasil.  El gobierno brasileño necesita convertirse en el arquitecto de las necesarias reformas estructurales. Sólo así la creatividad brasileña se transformará en innovación, el único camino viable para recuperar posiciones en la economía global.

*El economista Marcos Troyjo, es director del BricLab de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos. 

DW recomienda