1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Lula reivindica su inocencia y adelanta candidatura a la Presidencia de Brasil

"Estoy vivo y preparándome para volver a ser candidato a la Presidencia", dijo el expresidente brasileño tras brindar su declaración en torno a las investigaciones del caso de corrupción alrededor de Petrobras.

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva reivindicó este miércoles (10.05.2017) su inocencia durante una declaración que duró cinco horas ante el juez federal brasileño Sergio Moro y transformó su cita con la Justicia en un acto político en el que adelantó que se prepara para competir por la Presidencia en 2018.

Allí, Lula negó ser el propietario de un tríplex en el litoral del estado de Sao Paulo que supuestamente habría sido comprado por la constructora OAS para uso del expresidente y su familia a cambio obtener favores del poder.

"No solicité, no recibí, no pagué ningún triplex. No tengo" ningún apartamento en Guarujá, declaró el expresidente ante Moro, responsable de las investigaciones del gigantesco caso de corrupción alrededor de la petrolera Petrobras.

Lula prestó su declaración en calidad de imputado en los juzgados federales de Curitiba (sur de Brasil) por haber recibido, supuestamente, sobornos por valor de 3,7 millones de reales (cerca de 1,17 millones de dólares) por parte de la constructora OAS, una de las mayores del país, a cambio de ser beneficiada en contratos con la petrolera estatal Petrobras.

"Estoy con más ganas que nunca"

De acuerdo con la denunica de la Fiscalía, OAS compró un apartamento triplex en el municipio balneario de Guarujá, en el estado de Sao Paulo (sureste de Brasil) que sería usado por Lula, hizo reformas en el inmueble y también pagó el almacenamiento de los bienes que el expresidente ganó durante sus ocho años de gestión (2003-2010). La Fiscalía denunció a Lula por corrupción pasiva y lavado de dinero, junto a otras siete personas, entre ellas su mujer, Marisa Letícia, fallecida el pasado febrero.

El expresidente brasileño transformó su cita con la Justicia en un acto político y, al terminar su declaración ante Moro, acudió a una céntrica plaza de Curitiba donde le esperaban más de 10.000 personas para expresarle su apoyo y su solidaridad.

"Estoy vivo y preparándome para volver a ser candidato a la Presidencia de la República", dijo durante un breve discurso en el que insistió en reivindicar su inocencia. "Estoy con más ganas que nunca (de ser candidato)", insistió Lula, arropado por la expresidenta Dilma Rousseff, su sucesora y ahijada política, destituida por el Congreso hace un año.

CT (EFE, dpa) 

DW recomienda