Boy′s Day: bendito entre las mujeres | Así es Alemania | DW | 14.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Boy's Day: bendito entre las mujeres

Pocos chicos deciden seguir carreras profesionales como pedagogía, trabajo social o enfermería. Por ello, se celebra por primera vez en Alemania el Boy’s Day, en el que ellos pueden conocer más sobre estos empleos.

default

Alemania busca más hombres que trabajen en empleos hasta ahora en manos femeninas.

A partir del 2011, el 14 de abril es en Alemania el Boy’s Day. En este día los chicos pueden conocer en sus colegios más acerca de empleos que tradicionalmente son ocupados por mujeres. Se trata especialmente de trabajos en el sector social y pedagógico, como los jardines infantiles. El aprendiz Christoph Senkowski es uno de los pocos hombres que decidió tomar uno de estos caminos, y optó por el trabajo de pedagogo.

Tan buenos parvularios como ellas

“En la práctica social en un jardín infantil me di cuenta que el trabajo con niños y niñas es divertido, y que tengo cualidades para llevarlo a cabo”, dice este estudiante de pedagogía de 22 años, que actualmente realiza una práctica en un jardín infantil en la ciudad de Bonn. Christoph ha sumado varias experiencias en diferentes instituciones, y en la mayoría ha sido el único hombre. En su clase de la escuela de formación profesional sucede lo mismo. Aunque es bendito entre las mujeres, piensa que los hombres pueden ser tan buenos pedagogos como ellas.

Boys Day 2011 - Pflege Gruppe im Krankenhaus

Con el Boy's Day los chicos alemanes pueden conocer más sobre trabajos en hospitales, por ejempo.

Lo mismo opina la ministra alemana de Familia, Christina Schröder. Por ello instauró a nivel nacional el 14 de abril como el Boy’s Day, el día del futuro de los chicos. En esta fecha, los alumnos de los grados quinto a décimo tienen la oportunidad de conocer más de cerca los trabajos ocupados mayormente por mujeres en lugares como residencias de ancianos o jardines infantiles. Polonia, República Checa y Luxemburgo también participan en este día.

Empatía y paciencia, condiciones necesarias

“Para este tipo de trabajos hay que ser muy sensible, así como entender a los menores”, dice Christoph, para quien éstas son las cualidades más importantes de este empleo, ya que algunas tareas pueden ser estresantes. El aprendiz ayuda a los niños en sus tareas y juega con ellos. Un hombre entre el grupo de pedagogas sólo trae beneficios, dice la directora de clase, Eva. “El ambiente laboral es mejor”, afirma.

Salarios, el problema

En el jardín infantil de Bonn también trabaja otro hombre como jefe de clase: Patrick. Durante su aprendizaje como pedagogo también tuvo otros compañeros varones. Sin emabrgo, la mayoría trabaja en residencias de ancianos, porque los salarios son mejores.

Debido a las razones financieras, los hombres prefieren muchas veces el trabajo en los sectores técnicos en lugar de los empleos en el secto social. Pero gracias al Boy’s Day es probable que esta situación cambie en Alemania.

Autora: Nina Treude / Cristina Mendoza Weber
Editora: Emilia Rojas

DW recomienda