1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Bolivia en la encrucijada

Un nuevo referéndum autonomista, esta vez en Tarija, ahonda las diferencias entre La Paz y los departamentos. ¿Hacia donde va Bolivia? DW-WORLD habló con el politólogo boliviano Miguel Buitrago.

default

Personas celebrando la realización del referéndum en Tarija: ¿lleva la autonomía al separatismo?

El movimiento autonomista regional contra el proyecto de Evo Morales sumó el domingo (22.06.08) un nuevo punto a su favor con un referéndum en el departamento de Tarija. Los resultados definitivos se conocerán dentro de unas dos semanas, pero según sondeos, el "sí" autonómico ganó con aproximadamente un 80 %.

Paralelamente, el departamento de Cochabamba anunció que llevará a cabo también en septiembre un referéndum para lograr mayor autonomía.

Consultas se realizaron ya en Santa Cruz (4 de mayo), Beni (1 de junio) y Pando (también 1 de junio). Con Tarija y Cochabamba suman, por lo tanto, cinco de los nueve departamentos bolivianos que aspiran a una mayor autonomía de La Paz.

DW: ¿Qué quieren los departamentos?

Miguel Buitrago: Los departamentos quieren tener más poder de decisión al manejar sus propios recursos, decidir qué se hace con ellos. Especialmente Tarija y Santa Cruz han sido afectadas por un nuevo recorte a los fondos que provenian de la venta de hidrocarburos, que les fue impuesto por el gobierno central. Pero el tema de la descentralización no es nuevo en la historia de Bolivia. Es una cuestión que se ha venido planteando desde muchos años antes. La fuerza del centralismo en La Paz ha sido siempre un tema importante para los departamentos. Ahora, los departamentos ven llegada la oportunidad de imponer sus propios intereses.

¿Existen otros intereses en juego?

El caso de Bolivia es complejo. Aparte de los factores económicos, también entran en juego aspectos políticos y sociales. Entre los aspectos políticos se puede citar la lucha por el poder entre el gobierno y la oposición, las diferentes "visiones de país" emergentes de cada campo y la crisis de representación política de los partidos tradicionales.

Bolivien Referendum in Provinz Tarija Regierungsanhänger

Un seguidor del presidente Evo Morales arroja un neumático a un hoguera encendida para bloquear una ruta en Tarija.

Con respecto a los problemas sociales, se puede citar obviamente a la pobreza, el desempleo, a la exclusión social, e incluso al racismo latente en la sociedad boliviana. Y no por último, se tiene que mencionar temas como la propiedad de la tierra, el uso de la tierra, donde incluso existen aspectos sobre el medio ambiente.

¿Cuál es el marco institucional de los referéndums? ¿Son constitucionales?

Los referéndums llevados a cabo por Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija son una respuesta directa a lo que ha pasado en diciembre de 2007 en Oruro y Sucre, en el marco de la Asamblea Constituyente. El proyecto de Constitución oficialista fue aprobado en términos legalmente muy magros. En vista de ello, los departamentos también han llevado a cabo los referéndums dentro de la zona gris de la legalidad, en el sentido que no cuentan con el visto bueno de la Corte Nacional Electoral para realizar esas consultas, por ejemplo. Los departamentos argumentan que es su derecho democrático y lo legitiman a partir de la participación de la población. Pero ambas acciones están en una zona muy gris en términos legales.

¿Cuáles son los aspectos indigenistas o étnicos del conflicto?

El tema del indigenismo es efectivamente muy interesante. El Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales no es un partido político en el sentido tradicional. Es una organización de diversas agrupaciones sociales que no tiene una ideología de partido político per se. El MAS se basa en por lo menos dos corrientes. Una es el indigenismo, la fuerza que se atribuye la fundación del MAS, y la otra es la izquierda tradicional. En estos momentos, el ala indigenista está perdiendo influencia, según los propios portavoces del sector y el MAS está siendo orientado más bien por la izquierda tradicional. Según esos mismos voceros,Evo Morales no está rodeado de indigenistas, sino más bien de representantes de la izquierda tradicional y ha abandonado en cierta forma el indigenismo.

¿Hacia dónde va Bolivia? ¿Es pensable su desmembramiento?

Bolivia se encamina hacia un tipo de descentralización tipo federalista. En vista de lo que está sucediendo ahora, Bolivia no volverá al centralismo anterior. A los referéndums ya realizados van a seguir seguramente otras consultas similares en los próximos meses, como por ejemplo en Cochabamba.

No obstante, no veo en estos momentos un peligro de desmembramiento del país. Obviamente, el peligro existe, dependiendo de las acciones que emprendan ambos lados en conflicto. Si comienzan a haber choques violentos, quizás puedan surgir tendencias separatistas, pero en estos momentos no veo que esa posibilidad pueda convertirse en realidad.

El boliviano Miguel A. Buitrago es economista y politólogo, investigador asociado en el German Institute of Global and Area Studies (GIGA), Sección América Latina, Hamburgo. Actualmente realiza un doctorado en Ciencias Políticas en la Universidad de Hamburgo.

DW recomienda