1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Barcos fantasma llenos de cadáveres

Ante las costas de Japón aparecieron en los últimos meses misteriosos barcos de pesca con cadáveres a bordo, una tragedia para la que hay explicaciones diferentes.

A principios de diciembre, los guardacostas japoneses encontraron un barco de madera ante la isla de Sado con un cadáver descompuesto. Por las redes y los aparejos, parecía ser un barco de pesca. De la cabeza del cadáver solo quedaban los huesos, lo que hacía imposible su identificación. Pero algunos indicios apuntan a que procedía de Corea del Norte. En la nave se encontraron símbolos en alfabeto coreano y una imagen de Kim Jong-Il, el fallecido dictador norcoreano.

Un misterioso descubrimiento

Durante los pasados meses, los guardacostas japoneses encontraron en total trece embarcaciones con 21 cadáveres a bordo. En uno de ellos había diez cadáveres, que por el grado de descomposición habrían muerto hace meses. En el casco del barco se podía leer “Ejército Popular Coreano” y había trozos de la bandera norcoreana. Dos días después apareció otro barco con siete cadáveres ante la costa de Fukui.

Kim Jong-un: ¿más pescado para su pueblo?

Kim Jong-un: ¿más pescado para su pueblo?

Para la policía japonesa y los expertos en Corea del Norte es todo un misterio. ¿Son operaciones fracasadas de espionaje? ¿Refugiados naufragados? ¿O pescadores extraviados que murieron en el mar?

De soldados a pescadores

Algunos creen que tiene relación con una directiva del dictador norcoreano Kim Jong-Un, por la que se propuso impulsar la pesca para abastecer a su pueblo y ganar divisas con la exportación de pescado.

También es posible que los pescadores fuesen del ejército norcoreano y pretendiesen ocultarlo. “Las embarcaciones parecen de propiedad militar. La presión de Kim Jong-un para impulsar la pesca habría provocado el naufragio de muchos barcos por no estar lo suficientemente preparados”, explica Satoru Miyamoto, experto en Corea del Norte de la universidad de Seigakuin. El ejército norcoreano tendría que autoabastecerse de alimentos y habría recurrido a civiles y ayudantes.

El dictador convirtió la producción de alimentos una prioridad desde que llegó al poder en 2011 tras la muerte de su padre. Gran parte de la población sufre de la carencia de alimentos en un país que recibe ayuda de las Naciones Unidas desde hace 20 años. Y durante una visita a una reserva pesquera, Kim exigió que se modernizasen las instalaciones para optimizar las capturas. Entre octubre y febrero, sobre todo calamares, cangrejo real y peces de arena.

Refugiados sin rumbo

La segunda teoría sería que los norcoreanos estaban tratando de huir y fracasaron. En septiembre de 2011, seis adultos y tres niños llegaron a Japón en una embarcación de madera y posteriormente fueron repatriados a Corea del Sur. Anteriormente, los refugiados huían por la ruta hacia China para llegar después a tierras surcoreanas, pero el endurecimiento de los controles fronterizos hace que solo sea posible salir por mar. “Es probable que se trate de refugiados”, aclara John Nilsson-Wright, experto en Asia del Chatham House Policy Institute. La condiciones de vida son especialmente duras, sobre todo fuera de la capital Pyongyang.

En contra de esta teoría habla el hecho de que en los últimos dos años se hayan encontrado más de 100 embarcaciones pesqueras en aguas japonesas. Los muertos eran hombres. Por eso, el profesor Lee Jong-won, de la Universidad de Waseda en Tokio, cree que todo indica a las fábricas de alimentos de Corea del Norte. Necesitan abastecerse y “el pescado es un importante producto para exportar a China”, dice Lee. Y por eso cree que eso podría haber incentivado a los pescadores a arriesgarse más de lo normal.

DW recomienda