1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Ayotzinapa: un aniversario doloroso

A tres días del aniversario de la desaparición de los 43 normalistas, en México se respira un ambiente de tensión. El Gobierno se empeña en destacar los avances en su investigación, y los padres intensifican su lucha.

A tres días del primer aniversario de la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, los familiares de los jóvenes intensifican su lucha incansable por la verdad y la justicia. Este miércoles (23.09.2015), los padres de los normalistas iniciarán un ayuno de 43 horas para ejercer “presión moral sobre el Gobierno federal” con el fin de que cumpla los compromisos adquiridos, dice Raymundo Díaz, médico y coordinador del Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad (CCTI) en Guerrero.

En entrevista con DW, Díaz cuenta que para los familiares el aniversario es una fecha “de dolor, de coraje contra las mentiras que les ha tratado de imponer el Gobierno”, como la insistencia en sostener la verdad histórica. A fin de atenuar el impacto de las protestas en el marco del aniversario de Ayotzinapa, últimamente el Gobierno de México se ha empeñado en destacar los avances en su pesquisa. Al respecto, Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, opina que la supuesta identificación del segundo de los 43 estudiantes “huele a desesperación”.

También Maureen Meyer, Coordinadora Principal del Programa de México y Derechos de Migrantes de la organización de derechos humanos WOLA, indica que aún quedan dudas sobre cómo el Gobierno ha llevado a cabo la investigación. “Si realmente tiene un compromiso con la verdad, tendrá que dar un giro dramático en su investigación. Las familias, la sociedad mexicana y la comunidad internacional no necesitan más mentiras y teorías basadas en evidencia fallida, merecen saber la verdad”, precisa.

La alternativa sería “tomar la justicia por sus manos”

Este jueves (24.09.2015) Enrique Peña Nieto, presidente de México, se reunirá con los familiares de los normalistas. Raymundo Díaz, que ha brindado atención médica a los padres de los desaparecidos, señala que ellos no confían en que la reunión aporte cambios sustantivos. “¿Pero a quién más se le puede exigir justicia, sino al propio Gobierno, que es el representante del Estado mexicano ante el pueblo? La alternativa sería seguir profundizando en situaciones de ingobernabilidad y tomar la justicia por sus propias manos, pero de eso no se trata.”

Choques entre normalistas y policías en la carretera Chilpancingo-Tixtla dejan 18 heridos (22.09.2015).

Choques entre normalistas y policías en la carretera Chilpancingo-Tixtla dejan 18 heridos (22.09.2015).

El coordinador del CCTI recuerda que en los últimos doce meses “los padres de los desaparecidos han realizado infinidad de protestas pacíficas, marchas, plantones, asambleas, han hablado con muchas organizaciones, y si comparamos el número de episodios de violencia física que ha habido, son bastante pocos.” Además, asegura, muchos enfrentamientos con los agentes de seguridad se deben a que el Gobierno criminaliza las protestas sociales.

“Viven sus tragedias solos”

Ayer martes, choques entre normalistas de Ayotzinapa y policías en la carretera federal Chilpancingo-Tixtla habían dejado un saldo de 18 heridos. Al respecto, Díaz explica que en México se acostumbra a hacer retenes policiales y militares en los que se revisan vehículos e individuos sin órdenes judiciales en un intento por impedir el libre tránsito y la libre manifestación. “Cuando no se permiten las manifestaciones, pues sí se dan situaciones como las de ayer”, agrega.

La incesante búsqueda de sus seres queridos ha tenido un fuerte impacto en la vida de los familiares de los desaparecidos. El médico Díaz cuenta que la salud de los allegados se ha deteriorado tanto en el aspecto psicológico como en lo físico. No obstante, todavía cuentan con una gran solidaridad a nivel internacional. “En cambio, la mayoría de los familiares de desaparecidos los buscan de manera aislada, sin que nadie los apoye. Viven su tragedia solos”, agrega.