1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Ayotzinapa: sólo dos de 43

Más estudiantes no podrán ser identificados, aseguran los expertos austriacos que analizaron los restos. A casi un año de la masacre en Iguala todavía quedan muchas preguntas abiertas.

Jhosivani Guerrero de la Cruz, alias "el Coreano", tenía apenas 20 años de edad cuando lo detuvo la policía municipal de Iguala, en el estado mexicano de Guerrero, junto con otros 42 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa. Según versiones oficiales, la noche del 26 de septiembre de 2014 los jóvenes habrían sido entregados a la banda delictiva "Guerreros Unidos". Posteriormente habrían sido asesinados e incinerados en un basurero del municipio de Cocula.

Los restos fueron entregadas al laboratorio de identificación de ADN más avanzado del mundo, el de la Universidad de Innsbruck, en Austria. Allí los expertos confirmaron los descubrimientos previos de forenses argentinos que habían identificado a uno de los 43 estudiantes desaparecidos: Alexander Mora Venancio. Sin embargo el alto grado de descomposición de los huesos desalentaba las esperanzas de identificar a otro normalista.

Walther Parson, Director del Laboratorio de Investigación Genética de la Universidad Médica de Innsbruck

Walther Parson, Director del Laboratorio de Investigación Genética de la Universidad Médica de Innsbruck

Métodos de identificación nunca antes usados

Hace tres años que los austriacos comenzaron a trabajar en un nuevo método de identificación de ADN. "Esta tecnología denominada 'Primer Extension Capture o PEC' permite analizar diminutas pruebas genéticas que antes habría sido imposible identificar", explica Walther Parson, Director del Laboratorio de Investigación Genética de la Universidad Médica de Innsbruck, en entrevista con Deutsche Welle. "Es un método que nunca antes se había usado".

De las 17 pruebas entregadas por las autoridades mexicanas a los austriacos, sólo nueve tenían restos de ADN reconocibles. "Ahora sabemos que de esas nueve pruebas, sólo dos pertenecían a restos de humanos", explica Parson. "Las demás son de otros tipos de seres vivos como plantas, animales o bacterias".

Análisis completo, preguntas abiertas

El trabajo de los austriacos se cierra con este descubrimiento. Su publicación, a poco más de una semana del aniversario de la masacre en Iguala, no es mera coincidencia. "Nos comprometimos a entregar un informe provisional a las autoridades mexicanas antes del 26 de septiembre", dice Parson. Pero desde ahora queda claro, que además de Mora Venancio y Guerrero de la Cruz, ningún otro normalista podrá ser identificado en las muestras que actualmente tiene el Instituto.

Familiares de las víctimas y expertos de la CIDH se reunirán con Peña Nieto el próximo 24 de septiembre

Familiares de las víctimas y expertos de la CIDH se reunirán con Peña Nieto el próximo 24 de septiembre

Sin embargo, la Fiscalía mexicana informó este miércoles (16.09.2015) que un grupo de especialistas "revisará y evaluará" nuevamente los más de 63.000 fragmentos óseos que fueron encontrados en el basurero de Cocula. Posteriormente esos resultados también serán enviados a Austria.

En su último informe, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) había desestimado la versión oficial de los hechos ocurridos en Iguala en septiembre pasado. Aseguraron que es "científicamente imposible" que tantos cadáveres hayan sido incinerados casi completamente, en tan poco tiempo. Además pusieron en duda los testimonios de los detenidos por el crimen y dijeron que mucho indicaba que las autoridades mexicanas habían ocultado pruebas. En respuesta a este informe, el presidente de México, Enrique Peña Nieto aceptó reunirse con familiares de las vícitimas y un grupo de expertos de la CIDH el próximo 24 de septiembre.

DW recomienda