1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Aves se reconocen en el espejo

Hasta ahora se creía que sólo humanos y algunos monos tenían la capacidad de reconocerse en un espejo. Experimentos de biopsicólogos prueban que aunque no se tenga cerebro de mamífero puede haber “conciencia propia".

default

Urracas: inteligentes... y "conscientes" de sí mismas.

¿Una mancha amarilla en el pico? Las urracas prefieren dar un segundo vistazo para cerciorarse de que, en efecto, la mancha amarilla está ahí. De lo que si parecen seguros estos pájaros es que son ellos mismos los que se reflejan en el espejo. Su conducta lo comprueba: una vez han detectado en el espejo que tienen una mancha tratan de retirársela inmediatamente.

Como “una verdadera sensación“ describe el mundo científico el descubrimiento hecho por los bio-psicólogos alemanes Helmut Prior, de la Universidad Goethe, de Frankfurt del Meno; Ariane Schwarz y Onur Güntürkün, de la Universidad de la Cuenca del Ruhr, de Bochum y publicado, entre otros, en la última edición de la revista PLoS Biology, bajo el título en inglés “Mirror-induced behavior in the magpie (Pica pica): Evidence of self-recognition”. Hasta ahora sólo se sabía que la capacidad de identificarse ante el espejo era exclusiva de los humanos y algunas pocas familias de mamíferos como los monos.


Cuando los pájaros se miran al espejo…

Eitle Elstern Vögel erkennen sich selbst im Spiegel

Una de las urracas marcadas con un punto amarillo debajo del pico.

La conducta de las urracas resulta aún más sorprendente si se tiene en cuenta que el cerebro de los pájaros no dispone de neocórtex, que es la capa superficial tenida hasta ahora como la responsable del reconocimiento propio. El neocórtex es la parte más joven de la corteza cerebral y su desarrollo evolutivo tuvo lugar mucho más tarde que los demás componentes del sistema. El neocórtex además, sólo se ha desarrollado en mamíferos.

En el experimento de campo, los bio-psicólogos marcaron 5 urracas, unas con una mancha amarilla o con una negra sobre las plumas y debajo del pico, pero no visible para los animales. La marca fue situada en un “ángulo muerto”. Una vez marcadas, las aves fueron puestas en sendas jaulas de prueba.

Eitle Elstern Vögel erkennen sich selbst im Spiegel

Prof. Dr. Onur Güntürkün, biopsicólogo de la Universidad de Bochum.

En dichas jaulas habían sido pegados espejos en diferentes posiciones, unos visibles otros cubiertos. “Sólo cuando las urracas con los puntos amarillos podían registrarse en un espejo, comenzaban a tratar de quitarse la marca amarilla”, dice el profesor Onur Güntürkün. “Ello comprueba un hecho evidente: las urracas podían reconocerse ellas mismas una vez se miraban al espejo”.

Inteligencia y conciencia surgieron por caminos diferentes


Lo logrado por los investigadores en la Cuenca del Ruhr tiene varias consecuencias para la comprensión de la evolución de la inteligencia y la conciencia. La inteligencia y la conciencia demuestran haberse desarrollado por diversas vías, ya que la evolución de las aves y los mamíferos empezó a dividirse desde hace 300 millones de años.

La sensación radica también en que hasta ahora, aparte de los humanos, sólo algunos mamíferos habían demostrado poder reconocerse ante el espejo. Entre los animales con

Elster auf Schaf

A falta de tapete, buena es una oveja viva.

“conciencia de sí mismos” se cuentan los chimpancés y los orangutanes. De otros animales como los delfines y los elefantes hay, hasta ahora, sólo indicios de que podrían tener la misma capacidad.

Hasta hoy se suponía que el complejo proceso de ideas y la conciencia era una exclusividad de los grandes mamíferos. “Los experimentos con urracas demuestran empero, que dichos logros de la evolución se han dado no sólo en varias etapas sino independientes unos de otros”, concluye Güntürkün.


También sin córtex se puede

Como todas las aves, las urracas no tienen neocórtex, sino que cuentan con otros sistemas cerebrales absolutamente diferentes. Luego sin las estructuras cerebrales de los mamíferos también puede haber “conciencia”.



DW recomienda