Australia y Japón quieren seguir adelante con el TPP | El Mundo | DW | 24.01.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Australia y Japón quieren seguir adelante con el TPP

Tanto Australia como Japón anunciaron hoy que seguirán apoyando el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), a pesar de que Donald Trump firmó la salida de EE. UU. del mismo.

Shinzo Abe, primer ministro de Japón, y su homólogo australiano, Malcom Turnbull.

Shinzo Abe, primer ministro de Japón, y su homólogo australiano, Malcom Turnbull.

El ministro de Comercio de Australia , Steve Ciobo, dijo este martes (24.01.2017) que la actitud de Estados Unidos era "una vergüenza", mientras que su par de Nueva Zelanda, Todd McClay, se refirió a una acción "decepcionante" pero no inesperada. Ambos se manifestaron a favor de insistir con el acuerdo.

Ciobo dijo que le gustaría ver que el TPP funciona con un miembro menos y remarcó que su país mantiene firme la opción de ratificar el acuerdo y que ya ha sostenido conversaciones al respecto con Canadá, México, Japón, Nueva Zelanda, Singapur y Malasia.

"Es un espacio importante, un espacio que debemos seguir procurando" para conseguir acceso preferencial mundial para las exportaciones australianas, dijo.

Japón seguirá trabajando en el TPP

El ministro de Finanzas de Japón, Taro Aso, por su parte, dijo hoy en conferencia de prensa que su país trabajará con otros países del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) para promover el libre comercio, luego de que Estados Unidos dispusiera su partida del bloque.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó el lunes la orden para apartar a su país del TPP argumentando que lo hacía para defender a los trabajadores estadounidenses. "Creo que Estados Unidos también entiende la importancia del libre comercio. Por lo tanto, es importante mantener una estrecha comunicación (con Washington)", señaló por su parte el ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Fumio Kishida. 

El TPP fue negociado bajo el Gobierno del anterior presidente estadounidense, Barack Obama. De haberse confirmado, habría sido el mayor pacto comercial jamás firmado en términos de producto interior bruto de los 12 países miembro, además de Estados Unidos, México, Chile, Perú, Australia, Brunei, Canadá, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam.

Duro golpe de EE. UU.

La retirada de Estados Unidos es un duro golpe para el primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, quien planteó al TPP como parte de su plan económico. En la misma línea, Todd McClay dijo que el acuerdo todavía tiene valor como tratado de libre comercio y agregó que conversó con algunos ministros de los países involucrados la semana pasada en Davos.

"La economía de Nueva Zelanda depende de un acceso justo a los mercados de ultramar. Continuaremos abogando por los beneficios de la liberalización del comercio en el escenario mundial", dijo a la agencia dpa. 

El experto en políticas comerciales de Nueva Zelanda Charles Finny dijo a la radio local que no creía que el acuerdo se mantuviera después de la retirada de Estados Unidos.

Shinzo Abe y Barack Obama: eran otras épocas para el TPP.

Shinzo Abe y Barack Obama: eran otras épocas para el TPP.

"Mucho del contenido del acuerdo que fue firmado fue puesto en realidad para servir a los intereses estadounidenses", dijo. "Por lo tanto, da para pensar si es conveniente dejarlo intacto tal como fue negociado", agregó.

El experto Robert Ayson, profesor de Estudios Estratégicos de la Universidad Victoria en Wellington, escribió hoy en "Fairfax Media" que las políticas de Trump pueden provocar el acercamiento entre Nueva Zelanda y China.

Chile dijo que el proyecto se cancela

Las reacciones de Australia y de Nueva Zelanda difieren en parte de la de Chile, cuyo canciller afirmó el lunes tras el anuncio de Trump que la decisión de Estados Unidos hacía que el proyecto en Chile se cancelara.

"No hay posibilidad de mandar un proyecto que no incluye a Estados Unidos, porque esa es una de las cláusulas que está en el acuerdo", dijo el ministro de Exteriores chileno, Heraldo Muñoz.

"Podría pensarse en un escenario distinto, con un TPP sin Estados Unidos, pero ya no sería el TPP, sería algo distinto, pero eso debe ser conversado con nuestros socios", agregó. De todos modos, el canciller chileno aseguró que su país persistirá "en la apertura al mundo" y "en la integración con los países del Asia Pacífico, muchos de los cuales eran parte del TPP". 

Además, anunció que su Gobierno invitó a los colegas de esas naciones para mediados de marzo a un encuentro en el balneario costero chileno de Viña del Mar. "No hay nada planificado, pero la primera oportunidad que se presenta será este evento, donde estarán todos los integrantes del TPP, si es que deciden venir. Esa será una discusión abierta, que no será sólo y exclusivamente de ese tratado", explicó Muñoz.

El TPP fue negociado bajo el Gobierno del anterior presidente estadounidense, Barack Obama. Trump firmó la orden para retirar a su país del acuerdo el lunes en el Salón Oval de la Casa Blanca frente a las cámaras de televisión. La salida del TPP es "una gran cosa para el trabajador estadounidense", afirmó.

De no haberse salido Estados Unidos, el TPP habría sido el mayor pacto comercial jamás firmado en términos de producto interior bruto de los 12 países miembro: México, Chile, Perú, Australia, Brunei, Canadá, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam.

CP (dpa, efe, rtr)

 

DW recomienda