1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Atentados en Nigeria dejan una treintena de muertos

Explosión en una mezquita y ataques con morteros sobre la población civil dejaron, además, decenas de heridos en la ciudad de Maiduguri.

Al menos 30 personas perdieron la vida este sábado (30.05.2015) en la ciudad nigeriana de Maiduguri, luego de que un atacante suicida se hiciera explotar dentro de una mezquita y granadas disparadas con propulsores estallaran en diversas casas en el suburbio de Dala-Lawanti, en la misma ciudad. Todo esto, apenas 24 horas después de que asumiera el nuevo presidente del país, Muhammadu Buhari.

Según testigos, el atacante de la mezquita fingió ser un vendedor ambulante que empujaba una carretilla para mezclarse entre los fieles, que a esa estaban postrados realizando sus rezos. Fuentes policiales señalaron a la agencia AP que en esta acción 16 personas, además del atacante, perdieron la vida. Una treintena resultó con heridas de diversa gravedad. El terrorismo es uno de los principales problemas que enfrenta la potencia africana.

Más temprano, granadas disparadas con morteros mataron al menos a 13 personas en las afueras de la ciudad. Esta táctica de ataque contra civiles parece ser una nueva estrategia de Boko Haram para imponer el terror en la ciudad de Maiduguri, donde el movimiento radical fue creado. “Cada vez que disparaban, veíamos un trazo brillante que viajaba a gran velocidad. Una de las explosiones fue tan fuerte que pensé que había sido en mi propia casa”, dijo Mari Madu a AP.

Retroceso de Boko Haram

El Ejército respondió a los disparos de mortero, mientras que civiles de los grupos de autodefensa patrullaron en las afueras de la localidad, para cerciorarse de que los combatientes de Boko Haram no habían traspasado las barreras y trincheras construidas por los mismos ciudadanos para protegerse. El nuevo mandatario Buhari prometió en su discurso de asunción que daría una lucha sin cuartel contra los extremistas.

La región de Borno, cuya capital es Maiduguri, es considerada un bastión del grupo terrorista islamista Boko Haram, que ya mató a más de 14.000 personas desde 2009 en su ambición de crear allí un Estado propio. En el último tiempo el grupo había sido desplazado de Borno por los militares nigerianos y una tropa multinacional. Ahora, la milicia radical busca a través de estas tácticas de ataque indiscriminado contra civiles recuperar el terreno perdido.

DZC (dpa, EFE, AP)