1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ataque contra campo de la ONU en Mali deja un muerto

Un casco azul senegalés pereció tras un bombardeo con al menos siete cohetes perpetrado por un grupo yihadista.

Un ataque con al menos siete cohetes contra un campo de la ONU ubicado en el norte de Mali dejó un casco azul senegalés muerto este martes (07.10.2014), en una nueva ofensiva contra las fuerzas internacionales que intentan estabilizar ese país africano. El bombardeo ocurre apenas cuatro días después que otra operación contra las fuerzas de paz dejó nueve soldados de Níger muertos.

El ataque de este martes fue reivindicado por Iyad Ag Ghaly, un líder yihadista que fue expulsado de Mali por las fuerzas francesas que apoyaron al gobierno maliense en su lucha contra los radicales islamistas. Una fuente consultada por AFP en Kidal confirmó el ataque, señalando que “el campo recibió fuego, escuchamos ruidos muy fuertes. Son cohetes. Ahora acá está oscuro y no sabemos qué está pasando”.

Iyad Ag Ghaly lideró una rebelión tuareg en el Sahara antes de formar el grupo Ansar Dine. En enero de 2013 desapareció del mapa, después de que Francia interviniera para expulsar a los insurgentes islamistas de Bamako, la capital de Mali, y luego extendiera las operaciones al resto del país. Hace un mes, Ag Ghaly liberó un video donde informaba que volvía al combate, “listo para unirnos a la lucha por el islam en nuestro país”.

“Actos vergonzosos”

“El islamista maliense Iyad Ag Ghaly ha cumplido con su amenaza de atacar el campo de la ONU en Kidal”, dijo una fuente de la Misión de las Naciones Unidas de Apoyo a Mali (MINUSMA). En tanto, un diplomático de la ONU aseguró que "los terroristas han lanzado un verdadero mensaje a la comunidad internacional, ya que este acto se produce tras el homenaje de esta tarde en Bamako a los cascos azules nigerinos asesinados la semana pasada en el norte de Mali".

Durante el acto en recuerdo de los nueve soldados caídos realizado en Bamako, el líder de la misión de paz, Herve Ladsous, dijo que capturarían a los asesinos de los soldados. “Así que los responsables ya están advertidos, serán castigados, serán perseguidos, pagarán por estos actos vergonzosos”. Los militares fueron enterrados cubiertos con la bandera de la ONU y recibieron una condecoración de forma póstuma.

DZC (AFP, EFE)