1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Argelia aprueba controvertida reforma constitucional

Con las modificaciones introducidas, la posición del presidente del país se debilita. El primer ministro será elegido por los diputados. Además, el Estado reconocerá como lengua oficial el idioma de la minoría bereber.

El Parlamento en Argelia aprobó hoy (07.02.2016) por abrumadora mayoría una reforma Constitucional, que había sido prometida tras las protestas árabes en 2011. Con las modificaciones introducidas, la posición del presidente del país se debilita. En el futuro solo podrá gobernar por un máximo de diez años, dos mandatos de cinco años. El actual presidente, Abdelaziz Buteflika, gobierna esta nación norteafricana desde hace casi 17 años. El primer ministro será elegido por los diputados. Además, el Estado reconocerá como lengua oficial el idioma de la minoría bereber.

Sin embargo, Gobierno y oposición difieren en cuanto a su consideración del calado de las reformas. Mientras el primer ministro, Abdelmalek Sellal, hablaba de "reformas radicales políticas", la oposición criticó las enmiendas, tachándolas de "modificaciones cosméticas".

El mayor exportador de petróleo del norte de África

Bouteflika anunció las reformas al calor de las protestas conocidas como "primavera árabe". Tras sufrir una apoplejía en 2013 y ser reelegido en 2014, el mandatario apenas se ha dejado ver en público. Desde hace meses, la oposición exige que se celebren elecciones, amparándose en el artículo 88, en el se señala que el presidente puede ser destituido del cargo si por razones de salud no fuese capaz de gobernar.

La sucesión de Buteflika, de 78 años y en el poder desde 1999, es clave para la estabilidad de un país que es el mayor exportador de petróleo del Norte de África, pero que tiene una economía muy frágil, dependiente de las subvenciones estatales procedentes de la venta de crudo, que supone e 97 por ciento de sus exportaciones. La abrupta caída de los precios en el último año ha obligado al Gobierno a recortar las subvenciones y a aplicar nuevas políticas de austeridad que ya han hecho aflorar las primeras manifestaciones de tinte social en el país.

MS (dpa/efe)

DW recomienda