Elecciones parlamentarias en Argelia | El Mundo | DW | 10.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Elecciones parlamentarias en Argelia

Argelia celebra elecciones parlamentarias, en las que compiten 44 partidos y 211 candidatos independientes. El poder del Legislativo es limitado en el país, que no se ha visto transformado por la "Primavera Árabe".

default

Argelia: muchos candidatos.

En los comicios, que serán supervisados por unos 500 observadores internacionales, se espera una baja participación, lo que podría beneficiar a los islamistas, que parten como favoritos. Las encuestas prevén importantes avances de los partidos de esta tendencia, impulsados por el éxito de sus correligionarios en las últimas elecciones en Marruecos y Túnez y Egipto.

Trauma argelino

En un momento dado, pareció que Argelia seguiría el camino de Túnez, Egipto y Libia, donde las revoluciones populares condujeron al derrocamiento de los regímenes no democráticos. En enero de 2011, mientras que los tunecinos pedían la salida de su dictador Zine El Abidine Ben Ali, también Argelia esa escenario de protestas violentas. Cinco personas murieron y cientos resultaron heridas tras los disturbios en el país.

Sin embargo, las manifestaciones perdieron rápidamente intensidad, ya que la mayoría de los argelinos rechazan la idea de un levantamiento a gran escala por temor a una repetición de la violencia que convulsionó el país en los 90. Entre 100.000 a 200.000 personas murieron en una guerra civil entre rebeldes islamistas y el gobierno, que se desató después de la cancelación abrupta de unas elecciones en 1990 que el Frente Islámico de Salvación (FIS) estaba a punto de ganar. El conflicto duró una década.

Desencanto político

"Los años de terrorismo paralizaron al país. El desinterés en la política y en el gobierno se han arraigado, dejando una Argelia que hoy por hoy está siendo arrastrada por una ola de intolerancia", declaró al diario francés "Libération", la escritora y abogada de Oran, Fatima Bajai.

El elevado desempleo juvenil -estimado en 21 por ciento, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional- y el incremento del costo de los alimentos profundizaron la desilusión con la política en uno de los mayores productores de gas y combustible de África.

Esperando sacar provecho de ese desencanto, el Movimiento Islámico de la Sociedad por la Paz (MSP) abandonó en enero la alianza que tenía con el Frente de Liberación Nacional -partido del actual presidente Bouteflika- y la Asamblea Nacional Democrática. El MSP unió fuerzas con otros dos partidos islamistas, el Movimiento Reforma Nacional y el Movimiento Renacer Islámico, para conformar la Alianza Verde.

Los analistas señalan que es poco probable que un partido o alianza gane la mayoría de los escaños. Los primeros resultados se esperan para este viernes.

Fuente: dpa

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda