1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Anuncio de alto el fuego en Ucrania

El acuerdo pretende allanar el camino a la cumbre de paz de mañana en Minsk y viene precedido por una escalada de la violencia

Ucrania y los separatistas prorrusos acordaron hoy un alto el fuego y la retirada del armamento pesado durante las negociaciones de paz celebradas en Minsk con mediación de Rusia y de la OSCE. Además, abordaron el estatus de las regiones de Donetsk y Lugansk y la celebración de elecciones locales en las zonas bajo control de los rebeldes, según anunció la agencia rusa TASS, que citó fuentes bajo el anonimato.

El denominado "Grupo de Contacto" se había reunido hoy en Minsk en preparación de la cumbre internacional que mañana acogerá la capital bielorrusa. Los líderes de Rusia, Ucrania, Alemania y Francia tratarán entonces de lograr un acuerdo que resuelva el conflicto de forma definitiva.

Recrudecimiento previo

Los enfrentamientos en Ucrania habían vivido durante toda la jornada de hoy, hasta el alto el fuego, un recrudecimiento. Las autoridades ucranianas denunciaron un ataque de artillería contra Kramatorsk en el que, además de las 15 víctimas mortales, resultaron heridas otras sesenta personas. La mayor parte de las víctimas eran civiles, aunque según fuentes oficiales murieron había también varios soldados entre los fallecidos y resultaron heridos una treintena.

La ciudad, situada en la región de Donetsk y controlada por el gobierno, ha servido de cuartel general para el Ejército de Kiev en el este del país. El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, acusó a los separatistas del ataque y aseguró que no sólo alcanzaron el cuartel general de las tropas, sino también una zona residencial.

Según Poroshenko, la ciudad fue atacada con cohetes Tornado, de fabricación rusa y con un alcance de hasta 90 kilómetros. Los separatistas rechazaron esas acusaciones. "Al contrario que Ucrania, nosotros no disparamos contra ciudades con población civil", dijo el líder rebelde Eduard Basurin.

LGC (EFE / Reuters / dpa)