1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania, una historia de migraciones

¿Es Alemania un país de inmigración? Este debate existe desde hace años. Pero que los grandes movimientos migratorios son un factor fundamental de la historia alemana es irrebatible.

Una familia alemana en el registro de inmigrantes de Nueva York.

Una familia alemana en el registro de inmigrantes de Nueva York.

La mayoría de esos movimientos fue provocada por las hambrunas y después también por la esperanza de un mayor bienestar, las que impulsaron a grandes grupos familiares e incluso a grupos étnicos a abandonar su lugar de origen. Fue así como las guerras de los Hunos, durante los siglos IV y V, provocaron probablemente un gran movimiento migratorio, mientras las tribus germanas se asentaron donde viven actualmente muchos de sus descendientes. Pero también más tarde hubo personas que migraron, a lo largo de los siglos, en mayor o menor medida hacia donde esperaban vivir una vida mejor. Estos son los movimientos migratorios que vivió Alemania desde el comienzo de la Edad Moderna.

Europa Central y la guerra religiosa

Escena de la Guerra de los Treinta Años: soldados expulsan a campesinos.

Escena de la Guerra de los Treinta Años: soldados expulsan a campesinos.

Durante la Guerra de los Treinta Años mucha gente huyó de los Ejércitos que merodeaban y devastaban con sus atrocidades y a través del contagio de epidemias a pueblos enteros. Después de la Paz de Westfalia, en 1648, muchos volvieron a sus hogares, pero los príncipes alemanes invitaron a gente de toda Europa que podía ofrecer su fuerza de trabajo y el pago de impuestos.

Franceses en Alemania

Un gran grupo entre los inmigrantes allá por 1700 eran los franceses protestantes que huían del Estado Católico de Luis XIV. Cerca de 35.000 hugonotes llegaron sobre todo a las regiones protestantes de Alemania. La catedral francesa en el Mercado de los Gendarmes, en Berlín, es una de las herencias culturales de esa época. El escritor Theodore Fontane se cuenta entre sus más renombrados representantes.

Inmigrantes alemanes llegan a Uruguay, Brasil y Argentina con el buque Crefeld.

Inmigrantes alemanes llegan a Uruguay, Brasil y Argentina con el buque "Crefeld".

Éxodo alemán

Las malas cosechas y el hambre en las regiones de habla germana obligaron a muchas personas a emigrar. Entre 1680 y 1800 se establecieron aproximadamente 750.000 alemanes en el este y el sureste de Europa. En el transcurso del siglo XIX el movimiento migratorio creció cada vez más pero cambió su rumbo. Más de cinco millones de alemanes emigraron hacia Estados Unidos hasta fines de siglo.

Imán de inmigrantes: la industrialización

La fundación del Imperio Alemán, en 1871, aceleró el proceso de industrialización en Alemania y creó nuevas perspectivas. Aunque solo pocos emigraron, el crecimiento demográfico no podía cubrir la demanda de mano de obra. Es así como Alemania vuelve a convertirse en un país de inmigración. Poco antes de la 1ª Guerra Mundial trabajaban en Alemania cerca de 1,2 millones de “trabajadores migrantes”, la mayoría de ellos, de Polonia.

El caos de la República de Weimar

El desplazamiento de las fronteras luego de la II Guerra Mundial obligó a más de 10 millones de europeos a emigrar. La Revolución de Octubre impulsó a cientos de miles de rusos hacia Alemania. Los alemanes que huían de la crisis interna y económica de la República de Weimar se fueron hacia Sudamérica. El buque “Crefeld” llevó a partir de agosto de 1922 a emigrantes alemanes hacia Brasil, Uruguay y Argentina.

Refugiados polacos huyen durante la II Guerra Mundial a través de Rusia, hacia Irán.

Refugiados polacos huyen durante la II Guerra Mundial a través de Rusia, hacia Irán.

Deportación y migración forzada

Cientos de miles de personas, víctimas de la persecución por razones políticas, huyeron entre 1933 y 1939 del terror del régimen nazi, entre ellas, 400.000 de los 500.000 judíos que vivían en Alemania. Durante la II Guerra Mundial, 12 millones de trabajadores extranjeros fueron sometidos a trabajos forzados en Alemania. Más gente aún huyó en el este de Europa de las tropas alemanas, o fue deportada por ellas.

Desterrados y expulsados

A partir de 1943, se revierte la historia: los alemanes empiezan a huir del Ejército Rojo de los soviéticos. En los años de posguerra, cerca de 13 millones de alemanes fueron expulsados de las regiones ocupadas, que hoy ya no pertenecen a Alemania, y también de otros países del este de Europa. En total, la II Guerra convirtió a 60 millones de europeos –es decir, cerca del 10 por ciento de la población- en refugiados, desplazados o deportados.

Migración intraalemana

Con la fundación de las dos repúblicas alemanas, la República Federal de Alemania (RFA) y la República Democrática Alemana (RDA), también la historia de la migración se divide temporalmente. El factor común es que, tanto la RFA como la RDA atrajeron a trabajadores extranjeros. La RDA trató, sobre todo, de compensar la emigración de 2,7 millones de alemanes del este hacia Alemania Occidental, antes de la construcción del Muro de Berlín.

Migración socialista por contrato

Entre 1966 y 1989, la cúpula de la RDA mandó a buscar a cerca de medio millón de trabajadores al país, los llamados “trabajadores bajo contrato”, que llegaron de Vietnam, del bloque de Europa Oriental, y también de otros países socialistas, como Mozambique y Cuba. Su estadía se fijó por un tiempo limitado y el contacto con los habitantes de la RDA era mínimo. Sin embargo, para la reunificación alemana, casi 100.000 trabajadores inmigrantes vivían en Alemania del Este.

Inmigrantes vietnamitas llegan a Dresde, RDA, en 1971.

Inmigrantes vietnamitas llegan a Dresde, RDA, en 1971.

Trabajadores inmigrantes para el boom alemán

En 1955, la República Federal de Alemania necesitaba una cantidad mucho mayor de mano de obra debido al auge económico. Desde el primer acuerdo de reclutamiento, en 1955, hasta 1973, empresas y organismos estatales alemanes mandaron a llamar a cerca de 14 millones de “trabajadores inmigrantes” de Italia, Marruecos, Turquía y otros países del Mar Mediterráneo hacia Alemania. Cerca de tres millones de ellos permanecieron de forma duradera en este país y más tarde trajeron a sus familias, con lo cual fundaron el mayor grupo de alemanes de origen migratorio.

Llegan los desplazados

Pero también luego del fin del reclutamiento de mano de obra extranjera siguieron llegando extranjeros a Alemania. La población extranjera era hasta 1989 de cuatro hasta cinco millones. La razón era el crecimiento de las familias de trabajadores inmigrantes, pero también la llegada de grupos de inmigrantes que no habían sido el foco de atención hasta el fin de la Guerra Fría: aproximadamente 3,3 de los 4,5 millones de desplazados de Europa Oriental que hoy viven en Alemania, arribaron después de 1987, en especial los descendientes de colonos alemanes de la ex URSS y Rumania.

Primavera de 1999: Albano-kosovares en Macedonia, huyendo de las tropas serbias.

Primavera de 1999: Albano-kosovares en Macedonia, huyendo de las tropas serbias.

Otra guerra azota a Europa

La desintegración del bloque europeo oriental hace que una enorme cantidad de solicitantes de asilo quieran emigrar a Alemania. Entre 1990 y 1993, este país recibió 1,2 millones de solicitudes de asilo. Dado que las leyes de asilo se volvieron más estrictas en 1993, el número de solicitudes decreció rápidamente. El mayor grupo de personas a las que se les concedió asilo en los 90 provenía de la ex Yugoslavia, que se había desintegrado luego de la Guerra de los Balcanes (1990-1999/2001). A partir del año 200, con la ley de Libre Circulación dentro de la Unión Europea creció el porcentaje de inmigrantes de la UE. En total, cerca de 17 millones de extranjeros –de la UE y de terceros países- emigraron entre 1991 y 2013 hacia Alemania.

¡Bienvenidos, refugiados!

También hoy siguen llegando a Alemania solicitantes de asilo de países como la ex Yugoslavia y Albania. En 2014 conformaban el 30 por ciento de todas las solicitudes. Sin embargo, sus perspectivas de obtener asilo no son muy buenas porque sus países son considerados políticamente seguros. Por eso, es dudoso que puedan asentarse en Alemania. Es más probable que logren hacerlo los cientos de miles de refugiados de territorios en guerra, como Siria e Irak, que representan actualmente el mayor grupo de solicitantes de asilo. Alemania aguarda este año la llegada de 800.000 solicitantes de asilo.