1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

¿Alemania o Uruguay?

Un ejecutivo del consorcio alemán Siemens se encuentra prófugo y podría radicarse en Uruguay. Familiares del empresario fueron detenidosen Grecia.

default

Sede de Siemens en München.

Por orden de la Fiscalía ateniense fueron detenidas hoy la esposa y las tres hijas adultas del ex jefe de Finanzas de la empresa alemana Siemens en Grecia, actualmente prófugo en una causa judicial por sobornos.

Christos Karavelas, el ex alto ejecutivo, debía presentarse la semana pasada a declarar en el proceso que se le sigue a 34 ex funcionarios de Siemens y otras empresas por sobornos en la contratación de servicios para el Estado griego. Al no comparecer, fue librada una orden de captura internacional contra Karavelas, quien habría huido a Alemania, según la prensa griega.

La Fiscalía sospecha sin embargo que Karavelas tiene planes de radicarse en Uruguay, a donde habría transferido en total aproximadamente cuatro millones de dólares, dinero que fue bloqueado, según declaró recientemente el ministro de Justicia griego, Nicolaos Dendias.

También desapareció el ex jefe de Siemens en Grecia, Michael Christoforakos, despedido por la empresa en 2007 e implicado en el mismo caso judicial. En Atenas se encuentran en prisión preventiva un ex alto ejecutivo de la empresa telefónica griega OTE y dos ex funcionarios de la filial de Siemens. También está involucrado en las investigaciones el ex alto ejecutivo alemán de Siemens Volker Jung, que fue citado por la fiscalía de Atenas el 4 de junio.

En los últimos años, unos 1.300 millones de euros desaparecieron de manera irregular en Siemens. Se cree que gran parte del dinero fue gastado en el exterior en forma de sobornos para obtener contratos. En Argentina se abrió también una investigación judicial por presuntos sobornos para el otorgamiento a Siemens de un contrato de renovación de los documentos personales de identidad.

La prensa griega estima que unos 100 millones de euros podrían haber sido derivados a cuentas de políticos y funcionarios. A cambio Siemens recibió los contratos para digitalizar la red de telefonía griega en los años 90, así como los sistemas de comunicación del Ejército griego y un contrato para el sistema de vigilancia de los Juegos Olímpicos en 2004.


EL/dp/ap/afp

DW recomienda