1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Siemens: recortes a nivel mundial

Siemens anunció el próximo recorte de más de 16 mil puestos de trabajo en el mundo entero, un tercio de ellos en Alemania. La empresa no ha precisado el impacto del programa de ahorro en América Latina.

default

El jefe de Siemens, Peter Loescher, anunció las malas nuevas.

El gigante tecnológico alemán Siemens informó hoy en Múnich que eliminará 16.750 empleos en todo el mundo, en el marco de un fuerte programa de reducción de costes que se aplica como respuesta a la desaceleración económica actual. De esa cifra, 5.250 puestos de trabajo se perderán en Alemania, sobre todo en las ciudades de Berlín, Múnich, Núremberg y Erlangen, comunicaron los portavoces del grupo en una rueda de prensa ofrecida en Múnich.

En aras de la competitividad

La empresa puntualizó que hasta 2010 reducirá un total de 12.600 empleos en los sectores de administración y ventas de todo el mundo. De ellos, unos 3.650 serán en Europa (a parte de los 3.500 de Alemania) y cerca de 5.450 fuera de ese continente, puntualizaron representantes empresariales, que manifestaron su confianza en poder conseguir gracias a ello un ahorro progresivo en ambas áreas.

Siemens, que emplea a unas 420.000 personas en todo el mundo, ya había anunciado hace varios meses que para hacer más competitiva la empresa en un contexto de desaceleración económica mundial, preveía aplicar un programa de recortes de 1.200 millones de euros (18.700 millones de dólares) en los sectores de administración y ventas. A parte de los 12.600 puestos de trabajo en esas dos áreas, se perderán otros 4.150 empleos como consecuencia de los planes de reestructuración empresarial y de momento sin calendario cerrado, agregaron los directivos del grupo. De ellos, 1.750 serán en Alemania, 1.500 en el resto de Europa y 900 más allá de las fronteras del viejo continente.

Incertidumbre en América Latina

Portavoces del grupo aseguraron que todavía no se puede saber a ciencia cierta cómo se llevarán a cabo los recortes en cada uno de los diferentes países en los que Siemens está presente. "Todavía es muy pronto para saber lo que pasará en Latinoamérica o en España, por ejemplo. Todo son especulaciones", dijo una representante de prensa en Múnich.

Según reiteró la compañía, la cúpula empresarial quiere iniciar lo antes posible las negociaciones con los representantes de los trabajadores, para poder concretar el modo de actuar rápidamente y hacerlo "con el menor impacto social imposible". La compañía recalcó por otra parte que sus tres divisiones, Energía, Técnica Médica e Industria, quedarán afectadas por estas medidas.

Problemas de imagen

Además de ello, Siemens apuntó que pretende vender su filial de servicios a la industria SIMS (Segment Industrie Montage Services), que según recalcó un portavoz, no pertenece al negocio nuclear de la empresa. Hasta ahora, esa firma, que cuenta con 1.200 empleados en 35 emplazamientos alemanes, sólo trabaja para Siemens, aunque en el futuro ha de ganar clientes externos, agregó el mismo portavoz, que no dio pistas sobre el plazo en el que se podría efectuar la venta.

Con la noticia de hoy, Siemens, una de las compañías insignia en Alemania, no logra precisamente mejorar su imagen. La empresa se encuentra envuelta desde hace más de un año y medio en un grave escándalo de corrupción, en el que están siendo investigados unos 300 directivos y ex directivos por los presuntos sobornos que llevaron a cabo para adquirir o agilizar contratos de licitación en el extranjero. En Alemania se habla de una cantidad monetaria de alrededor de 1.300 millones de euros (2.000 millones de dólares), que se habría pagado mediante empresas ficticias y contratos de asesoría simulados.

DW recomienda