1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania agilizará deportaciones de peticionarios de asilo rechazados

El Gobierno de Merkel y los 16 estados federados acordaron una serie de medidas para agilizar deportaciones de quienes se les denegó el asilo político. Habrá centros de repatriación en cercanía de los aeropuertos.

Operación de deportación desde aeropuerto de Baden, en Rheinmünster, Baden-Württemberg.

Operación de deportación desde aeropuerto de Baden, en Rheinmünster, Baden-Württemberg.

Merkel y los gobernantes regionales dieron el visto bueno a un plan de acción que prevé la creación de centros cerca de los aeropuertos a los que serán trasladados para su repatriación quienes no tengan perspectivas de permanecer en el país.

"Hemos convenido elaborar en breve una ley", señaló Merkel en una rueda de prensa al término de la reunión en Berlín. Los planes también incluyen un sistema de incentivos pecuniarios para quienes acepten abandonar Alemania por propia voluntad.

Un nuevo "Centro de Apoyo al Retorno" a cargo del Estado nacional aunará los trámites y llevará a cabo deportaciones masivas, según el plan que adelantó horas antes del encuentro el sitio web del semanario "Der Spiegel".

"Peligrosos” y falsificadores de su identidad en la mira

Hasta ahora, las solicitudes de asilo y las repatriaciones eran competencia de las autoridades regionales. Asimismo acordaron los dirigentes alemanes facilitar la repatriación de los peticionarios rechazados que representen un peligro y de aquellos que falsifiquen su identidad.

El atentado con un camión a un mercado navideño de Berlín en diciembre y el ataque explosivo en un festival de música en la localidad sureña de Ansbach en julio, ambos reclamados por la milicia terrorista Estado Islámico (EI), fueron perpetrados por extranjeros a los que se había negado asilo pero que aún no habían sido deportados.

Alemania recibió en 2015 a 890.000 peticionarios de asilo procedentes del Cercano Oriente y de África. En 2016 solicitaron asilo unas 280.000 personas. Cerca de 55.000 regresaron de forma voluntaria a sus países el año pasado y otras 25.000 fueron deportadas.

JOV (dpa, n-tv)

DW recomienda