1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania deporta a segundo grupo de solicitanes de asilo

Un avión con 26 afganos a bordo aterrizó hoy en Kabul procedente de Alemania en la segunda deportación en grupo de peticionarios de asilo del país centroasiático cuyas demandas habían sido rechazadas.

Derecho de permanencia para todos, reza el cartel en una protesta contra deportaciones de afganos en el aeropuerto de Fráncfort. (23.01.2017).

"Derecho de permanencia para todos", reza el cartel en una protesta contra deportaciones de afganos en el aeropuerto de Fráncfort. (23.01.2017).

La expulsión transcurrió "de forma tranquila y pacífica", el avión despegó del aeropuerto alemán de Fráncfort casi puntual hacia las 20.40 hora local de ayer (19.40 GMT), según explicó una observadora a la cadena pública regional NDR.

Todos los deportados son hombres, de ellos 18 residían en el estado federado de Baviera (sur), cuatro en Baden-Württemberg (sur), tres en Hamburgo (norte) y uno en Renania-Palatinado (oeste), según informaciones no confirmadas oficialmente.

Unas 250 personas participaron antes de la salida del avión en una acción de protesta en el aeropuerto, convocada por las ONG Afghan Refugees Movement y Pro Asyl, según estimaciones de los propios organizadores.

"Protestamos en contra de expulsiones a un país como Afganistán". señaló Sarmina Stuman, de Afghan Refugees Movement, mientras que el secretario general de Pro Asyl, Günter Burkhardt, habló de "ruleta rusa" al referirse a la situación a la que se ven expuestos los que deben regresar.

También el titular del Interior del estado federado de Schleswig-Holstein, el socialdemócrata Stefan Studt, se pronunció en contra de las deportaciones.

En declaraciones a la red de medios Redaktionsnetzwerk Deutschland, afirmó que los afganos no tienen garantizado un regreso "digno y seguro" a su país de origen.

Los derechos humanos no conocen fronteras; Huir no es un delito, dicen los afiches.

"Los derechos humanos no conocen fronteras"; "Huir no es un delito", dicen los afiches.

Ministro alemán del Interior: "Medida correcta y responsable"

El ministro del Interior alemán, Thomas de Maizière, había anunciado después de la primera deportación en grupo de 34 afganos a mediados del pasado diciembre que en un futuro se producirían regularmente acciones de este tipo en coordinación con los estados federados.

En una entrevista ayer en la cadena pública regional WDR en la que respondió a preguntas enviadas principalmente por peticionarios de asilo, el ministro defendió la expulsión a Afganistán de aquellos afganos a quienes les ha sido denegado el derecho de asilo y calificó esa medida de "correcta y responsable".

"El hecho de que no se llevaran a cabo expulsiones a Afganistán cuando la cuota de peticiones de asilo denegadas es del 50 % no está bien", dijo.

El ministro aseguró que nadie tiene que estar preocupado por que Alemania aborde de manera irresponsable el tema de las expulsiones y subrayó que éstas sólo se llevan a cabo hacia regiones consideradas seguras.

Reconoció la importancia del informe de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), según el cual la seguridad en Afganistán ha vuelto a empeorar de manera considerable desde abril de 2016 y que señala que diferenciar en zonas seguras e inseguras no es posible debido a la situación cambiante.

No obstante, matizó que es el Gobierno alemán el que debe responsabilizarse personalmente de las consideraciones en materia de política exterior y agregó que, en ese sentido, la percepción del Ejecutivo en términos generales es que las expulsiones son "responsables".

CP (efe, rtr)

DW recomienda