1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Alemania aboga por "crecer sin deudas"

Berlín recalcó hoy su apuesta por las reformas y la consolidación fiscal como medios para asegurar un crecimiento sostenible horas antes de que arranque en Alemania la reunión de ministros de Finanzas de G7.

El titular de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, abogó por la austeridad en un mensaje audiovisual publicado hoy con motivo del inicio de esta reunión, que desde hoy y hasta el viernes congrega en Dresde (este de Alemania) a los ministros de Finanzas y a los gobernadores de los bancos centrales de Estados Unidos, Japón, Canadá, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.

"No necesitamos más deudas, este camino nos ha llevado ya antes al error. Lo que necesitamos es una nueva mezcla de inversiones, reformas y una política presupuestaria que logre confianza", aseguró Schäuble.

Debate en el G7

El objetivo alemán, subrayó el veterano titular de Finanzas de la Unión Cristianodemócrata (CDU), es "crecer sin deudas". Este modelo económico "sostenible" posibilitará la creación de puestos de trabajo, "sobre todo para los jóvenes", y "crecimiento para la generación de hoy y para la de mañana", argumentó.

Las palabras de Schäuble se enmarcan dentro del debate entre las potencias del G7 en torno a la estrategia correcta para salir definitivamente de la crisis económica y del contexto de bajo crecimiento actual. Alemania defiende a rajatabla la consolidación fiscal y las reformas estructurales como vía a la recuperación y a la sostenibilidad económica, unas tesis que ha logrado imponer en el conjunto de la Unión Europea (UE).

El problema griego

Otros países del G7, como Estados Unidos y Japón han optado por conceder al Estado un papel inversor más relevante y aplicar una política monetaria muy expansiva, además de acometer, en mayor o menor grado, reformas estructurales.

Entre los principales temas a debate en la reunión del G7 en Dresde destacan la regulación de los mercados financieros, la lucha contra la financiación del terrorismo y, inevitablemente, la situación de Grecia. En una entrevista concedida al periódico Die Zeit, Schäuble afirmó que el gobierno alemán no es responsable de los problemas de ese país. “En la mayoría de los otros países de la UE la situación mejora, debido a los bajos precios del petróleo y del euro, pero no en Grecia”, hizo notar el ministro, puntualizando que ese país tiene por el momento problemas más urgentes que sus deudas: “Grecia ya no es competitiva”, sostuvo.

ER (efe, reuters)