1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Grecia dice que quiere pagar, pero que necesita ayuda

El próximo 5 junio Grecia debe hacer un desembolso al FMI, pero no tiene dinero para hacerlo. El país quiere llegar a un acuerdo con la Eurozona para llenar las arcas helenas.

Grecia se queda sin efectivo para cumplir con sus compromisos. Sin acceso a los mercados de bonos y con el dinero del rescate financiero bloqueado, el país debe pagar cuatro préstamos por un total de 1.600 millones de euros al Fondo Monetario Internacional el próximo mes, comenzando con 300 millones de euros el 5 de junio, fecha considerada como el próximo punto crucial para las arcas del Gobierno heleno.

Después de que varios funcionarios helenos insistieran en que Atenas no tiene dinero para cumplir con ese próximo pago, el portavoz del Gobierno, Gabriel Sakellaridis salió al paso diciendo que Grecia tiene dinero para pagar los salarios mensuales y las pensiones esta semana. Sin embargo, Sakellaridis fue menos directo cuando se le preguntó sobre el pago del 5 de junio, reiterando que la posición oficial del Gobierno es que tiene la responsabilidad de pagar todas sus obligaciones. "Basándonos en los problemas de liquidez que tenemos, existe la necesidad imperiosa de que nosotros y la zona euro alcancemos un acuerdo tan pronto como sea posible", dijo en rueda de prensa.

Advertencias griegas

"No tenemos el dinero. No pagaremos. Así de simple", había asegurado este lunes (25.05.2015) el viceministro de Relaciones Exteriores Nikos Chountis, quien ocupa la cartera de asuntos europeos, a la televisión griega. En las últimas semanas, funcionarios griegos han amenazado con frecuencia sobre una moratoria, argumentando que el país no tiene efectivo. Ayer mismo, el ministro del Interior, Nikos Voutsis, advirtió de que Grecia no iba a pagar al FMI si no se llegaba a un acuerdo para que fluyera dinero por las arcas del país. Sus pares de la zona euro han descartado estas afirmaciones como una táctica dentro de las negociaciones con el fin de aumentar la presión sobre los acreedores.

El portavoz del Gobierno, Gabriel Sakellaridis, negó hoy también los rumores sobre la imposición de controles de capital en los próximos días debido a la dramática situación de liquidez en el país. Según Sakellaridis, no habrá controles de capital ni otros "escenarios de desastre" similares. El funcionario anunció asimismo que el Gobierno continuará las negociaciones con los acreedores el martes en Bruselas. Según el portavoz, las condiciones para un acuerdo están maduras tras negociaciones tan largas. Desde hace meses, el Gobierno de Alexis Tsipras negocia con sus acreedores las reformas que debe implementar para que se desbloqueen 7.200 millones de euros en ayudas pendientes.

Este lunes, las acciones europeas bajaron, con caídas en las bolsas de Atenas y Madrid ante la preocupación de los inversores por los problemas de deuda griegos y los precarios resultados del oficialismo español en las elecciones del fin de semana.

MS (Reuters/efe)