1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

14 muertos y 18 heridos en nuevo tiroteo en Estados Unidos

Dos atacantes, un hombre y una mujer, fueron abatidos por la policía. Vestían “ropa de asalto” y estaban armados con fusiles y granadas.

Un hombre y una mujer que participaron en el tiroteo de San Bernardino, en California (Estados Unidos) fueron abatidos durante un enfrentamiento con la Policía, confirmó este jueves (03.12.2015) el jefe policial Jarrod Burguan. El funcionario dijo que en el ataque perdieron la vida “más de 14 personas” y hay al menos 18 heridos, y aseguró que en este participaron dos sospechosos vestidos con “ropa de asalto” a prueba de balas y que portaban fusiles y granadas

La tensión, que se extendió por más de seis horas, comenzó cuando, por razones que aún se desconocen, dos personas, identificadas como Tashfeen Malik (27, mujer) y Syed Farook (27, hombre), ingresaron a un centro de rehabilitación para personas con retraso de desarrollo. Allí comenzó un tiroteo para el que los atacantes “estaban preparados, como si tuvieran una misión”, de acuerdo con Burguan. Posteriormente, los sujetos escaparon del lugar en una camioneta negra.

La investigación del ataque llevó a los agentes a una vivienda en la población de Redlands, desde donde salió un vehículo aparentemente vinculado al tiroteo. Allí se produjo un enfrentamiento entre los sospechosos y la policía, en el que ambos perdieron la vida, mientras que un tercer individuo, que salió corriendo del lugar, fue capturado. En un comienzo no estaba clara su participación en el ataque al centro de rehabilitación, aunque luego se descartó que tuviera alguna relación con el tiroteo.

“No es normal”

Burguan añadió que continúa el rastreo y la investigación en el centro de discapacitados de San Bernardino, donde se ha hallado lo que “se cree puede ser un dispositivo explosivo”, por lo que indicó que las fuerzas de seguridad seguirán trabajando “con cautela”. Por otro lado, el director asistente del FBI en Los Ángeles, David Bowdich, dijo que no se descarta la “posibilidad” de que sea un acto de terrorismo.

Burguan complementó señalando que “en este punto no tenemos información que apunte a que se trata de un acto terrorista en el sentido tradicional”, aunque podría tratarse de un acto terrorista local. En horas de la noche, en tanto, agentes del FBI y de la Policía lanzaron diversas acciones en el barrio de Redlands, donde vivían los sospechosos.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, insistió en la necesidad de controlar mejor el acceso a las armas. “Hay medidas que podemos tomar para que los estadounidenses estén más seguros. No deberíamos pensar nunca que éstas son cosas que pasan normalmente. Estas cosas no pasan en otros países con tanta frecuencia”. Obama agregó que “deberíamos unirnos y actuar de forma bipartidista para hacer que esto sea algo raro, en lugar de algo normal”.

DZC (EFE, dpa)


DW recomienda