1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama vuelve a pedir que se limite acceso a armas en EE.UU.

El mandatario lamentó la muerte de tres personas en el tiroteo de Colorado Springs, el último de una serie que ha afectado al país en los últimos meses.

La muerte de tres personas durante un tiroteo en una clínica abortiva de Colorado Springs, en Estados Unidos, donde además nueve personas resultaron heridas, volvió a poner sobre la mesa el complejo tema del control de armas en un país donde el lobby de los grupos pro-porte es poderoso. Este sábado (28.11.2015) el presidente Barack Obama, volvió a pedir que se limite el acceso a toda clase de armamento.

“Esto no es normal. No podemos dejar que se convierta en normal” apuntó el mandatario mediante un comunicado emitido por la Casa Blanca. “Si verdaderamente esto nos importa -si vamos a dar el pésame y rezar de nuevo, por Dios sabe cuántas veces más, con una conciencia verdaderamente limpia- entonces tenemos que hacer algo sobre el fácil acceso a armas de guerra en nuestras calles para personas que no tienen por qué usarlas”, añade el texto.

Estados Unidos tiene el récord de muertes por arma de fuego de los países desarrollados. Entre 2004 y 2013, fallecieron 316.545 personas por arma de fuego en el país, según datos del Centro de Prevención de Enfermedades (CDC). Quizás con esas cifras en mente, Obama añadió en su comunicado que “ya es hora de decir basta”. Durante el tiroteo de Colorado, que duró más de cinco horas, cinco oficiales de la policía resultaron heridos.

Esfuerzos infructuosos

En el primer informe oficial sobre este tema, Obama sostuvo que el sospechoso detenido tras los ataques, identificado por la Policía como Robert Lewis Dear, de 57 años, estaba armado con un rifle de asalto y que tomó rehenes en el centro de planificación familiar de Planned Parenthood, desde donde abrió fuego a la gente que estaba fuera del recinto, incluidas las fuerzas de seguridad.

Obama fue informado sobre el incidente por su asesora principal de Seguridad Nacional, Lisa Monaco, según fuentes de la Casa Blanca. Desde la muerte de 20 niños de corta edad en diciembre de 2012 en la escuela de primaria de Sandy Hook (Connecticut), el presidente estadounidense ha intentado -sin éxito- promover mejores controles de acceso de armas de personas con problemas mentales y la limitación de cargadores de alta capacidad.

DZC (EFE, AFP)


DW recomienda